«Al final nos falta un punto de concentración»

J. M. Loeches
-
«Al final nos falta un punto de concentración» - Foto: Yolanda Redondo

Manu Calleja, técnico del CD Toledo, cree que tienen que incidir en las desatenciones que traen problemas en los últimos minutos porque el penalti «pudo ser un palo con lo flojitos que somos de cabeza»

Manu Calleja reconoció que su equipo no pudo controlar el encuentro como le hubiera gustado, pero valoró «el esfuerzo y el trabajo» de sus jugadores para restar tres puntos a un rival como el Villarrobledo. Con la victoria en el bolsillo, el cántabro prefirió centrarse en los errores y tiene claro de nuevo, como sucedió en Albacete, que «las desatenciones que tenemos en los últimos minutos son muy importantes y tenemos que incidir ahí». Se refiere al penalti cometido por Cifu en el minuto 89 que «en caso de haberlo metido, hubiera sido un palo anímico con lo flojitos que somos de cabeza». Desde su punto de vista, «el partido estaba muerto y a veces nos falta un punto de concentración».
Pero, por suerte, Ernesto Machuca detuvo el lanzamiento de Berni en un final de infarto. «Nuestro ansiolítico hoy ha sido Machuca y me alegro por él porque ha sido al que más se le ha dado en este club», dijo el técnico verde, que también recordó «a Tirso, a Nico y a Juanma Yuste, que es un magnífico profesional». Por lo demás, en cuanto a las opciones del Villarrobledo y su control durante muchos minutos, Calleja recordó que «es un equipo con buenos jugadores y hay que respetarlo mucho, sabe tener el balón y jugarlo».
Seguidamente, admitió ese dominio por fases de unos y otros, aunque piensa que el del Toledo «fue más real y con más problemas». Sin duda, no tuvo pelos en la lengua en asegurar que «es el mejor equipo que ha pasado por el Salto del Caballo», por eso le da mucho más mérito, por los problemas que están atravesando.
Por lo demás, el entrenador del cuadro capitalino reseñó la necesidad de corregir lo fallos y valoró que el domingo se ganó «por pico y pala, algo en lo que hemos incidido desde que llegué», añadió. Así, no entiende la falta de tensión que a veces percibe en los finales de partido, ya que «lo trabajamos todos los días y nos está penalizando».
Preguntado por la jugada que dio origen al penalti, confesó que Cifu le dijo que tenía los brazos en el cuerpo. Y en cuanto al gol de Rubén Moreno que valió por tres puntos, el cántabro comentó que no lo vio porque «estaba pensando que por qué iba a tirar si tenía a cuatro compañeros esperando». El delantero se sacó «un gol de la nada» y Machuca, repitió, «hizo una gran parada», pero el preparador verde se queda «con lo colectivo» que es «lo que nos tiene que hacer ganar el domingo en Quintanar del Rey».
Por lo demás, parece que no hay que temer por la lesión de Pepe Delgado, sustituido durante el encuentro ante el Villarrobledo. Simplemente tiene un problema de sobrecarga en los isquiotibiales por los cambios de superficie que le deriva a los gemelos. Una mala pisada le provoca que, además, se haga daño en el abductor. En principio, se recuperará durante la semana y estará disponible para la vista al Municipal San Marcos de Quintanar del Rey.