Hm Fertility Center integra apoyo psicológico a las parejas

LT
-

El centro sanitario se basa en que se ha demostrado que una buena gestión de las emociones garantiza mayor tasa de éxito de las técnicas de reproducción asistida

Hm Fertility Center integra apoyo psicológico a las parejas - Foto: Yolanda Lancha

Someterse a un tratamiento de fertilidad suele conllevar una gran carga de tensión. La decisión de acudir a una clínica es consecuencia de que la mujer no ha logrado quedarse embarazada, y eso genera un nivel de estrés que suele incrementarse por la desinformación o el desconocimiento que existe sobre el propio proceso de reproducción asistida. Por ello, HM Fertility Center Toledo pone a disposición de las pacientes a los mejores profesionales y las técnicas más avanzadas, a las que ahora se suma un apoyo psicológico que puede resultar crucial para conseguir el embarazo.
Cada vez son más las mujeres que llegan a una clínica de fertilidad pensando que todo irá bien rápidamente. «Eso no es así», explica la doctora Marta Sánchez-Dehesa, directora de HM Fertility Center Toledo. En ocasiones existe alguna patología, pero lo más frecuente en la actualidad es que se haya retrasado demasiado la maternidad.
«Es necesario transmitir a la sociedad que, a partir de los 35 años, la fertilidad cae de manera muy importante», subraya la doctora Sánchez-Dehesa. A partir de esa edad, empieza una rápida cuenta atrás que conlleva, para muchas mujeres, una enorme carga de estrés que contribuye a dificultar aún más el éxito del tratamiento.
Cuando la ansiedad excede los límites que se consideran normales, la psicoterapia puede ayudar a mantener el control y a potenciar el optimismo y resiliencia, variables que, según los estudios, repercuten positivamente en la tasa de éxito de los tratamientos. Por ello, HM Fertility Center, además de poner a disposición de sus pacientes todas las técnicas de reproducción asistida disponibles en la actualidad, ofrece también apoyo psicológico. El resultado está siendo excepcional, ya que no hay que olvidar que el centro de fertilidad de HM Hospitales cuenta con una de las tasas de éxito más altas dentro y fuera de España.
En HM Fertility Center, la pareja   -especialmente la mujer– recibe una atención integral y un trato personalizado en función de su situación particular. Para ello, el centro de HM Hospitales cuenta con un equipo multidisciplinar de especialistas «que cubre campos que van desde la andrología a la inmunología, pasando por la psicología», tal y como explica la doctora. Marta Sánchez-Dehesa, directora de HM Fertility Center Toledo. El apoyo psicológico está destinado a abordar con mayor naturalidad un tratamiento que, en general, eleva el nivel de estrés no tanto por el propio proceso en sí como por el plazo de espera de resultados.  
Los psicólogos califican los ciclos de fecundación in vitro (FIV) como un carrusel de emociones y la mayoría de los estudios coinciden en que no conseguir el embarazo genera un gran estrés en la pareja. Al sentimiento de culpa se une la frustración por no lograr el deseado embarazo. «Está demostrado que, tras varios intentos de gestación fallidos, la mayoría de las mujeres y muchos hombres experimentan niveles clínicamente significativos de depresión y ansiedad», asegura la psicóloga Elena Esquinas, responsable de la Unidad de Apoyo Psicológico de HM Fertility Center Toledo. Esto puede repercutir negativamente en la relación, llegando a generar problemas en la pareja hasta provocar, incluso, la separación.
En muchas ocasiones, los ginecólogos se ven obligados a asumir el rol de psicólogos pese a que no suelen tener la formación ni los recursos suficientes para hacerlo. Por eso es importante ponerse en manos de un equipo experto en el que los médicos dispongan de todas las técnicas a su alcance y los psicólogos puedan proporcionar a la pareja el apoyo y la seguridad que necesita en un proceso que puede alargarse más de lo esperado.
Aunque es difícil hablar de tiempos en reproducción asistida, en términos generales, la doctora Sánchez-Dehesa asegura que «en los pronósticos más favorables, lo normal es conseguir el embarazo entre los tres y los seis meses que siguen a la primera visita, pero en casos más complicados puede llevar más de un año. Por eso es tan importante que sientan que estamos a su lado».
Por su parte, Elena Esquinas asegura que la psicoterapia «ayuda a gestionar los sentimientos de control, culpa y, en su caso, la sensación de fracaso cuando los tratamientos no consiguen el resultado esperado». EI optimismo y la capacidad para sobreponerse a la adversidad son habilidades fundamentales a la hora de afrontar un tratamiento de fertilidad y está probado que estas habilidades pueden entrenarse y repercuten positivamente en la tasa de éxito de los tratamientos.