Los pueblos ponen las 'trampas' a la etapa de La Vuelta

J. M. Loeches
-

Escalona, Val de Santo Domingo, Torrijos y Albarreal de Tajo vivirán de cerca La Vuelta, aunque incluyen resaltos, pasos estrechos y puentes con dificultad para los corredores

Gráfico del final en la ciudad de Toledo

La décima novena etapa de la Vuelta aEspaña, que llegará a Toledo el 13 de septiembre, no se quedará sólo en eso, con llegar a la Ciudad Imperial y su final imprevisible. Y es que, de los 165,2 kilómetros de los que consta, 82,5 discurrirán por la provincia de Toledo. Los ciclistas atravesarán las calles de cuatro municipios, Escalona, Val de Santo Domingo, Torrijos y Albarreal de Tajo, que presentarán algunas ‘trampas’ para el pelotón.
Según el mejor horario previsto por la organización, la etapa entrará en los límites provinciales a las 15:35 horas por la CM-543, proveniente de Cenicientos, en la Comunidad de Madrid. Paredes de Escalona sólo podrá ver el paso de los ciclistas por la carretera que circunda la localidad. Los vecinos de Escalona sí que recibirán al pelotón desde sus casas por la avenida de la Constitución, ya en la N-403a, donde se podrá observar su castillo-palacio. Aquí, la organización recuerda la presencia de varios resaltos.
La caravana ciclista tomará una bajada pronunciada que acabará en giro a la izquierda para encarar otra ‘trampa’ más, el puente estrecho que hay a la salida del municipio. Una rotonda posterior les conducirá a Maqueda, aunque sin atravesar la localidad. Sí la de Val de Santo Domingo, pueblo natal de Federico Martín Bahamontes. Y en 5 kilómetros, los ciclistas se presentarán en Torrijos, con pasos por las calle Ancha, Cerro Mazacotero, donde se encontrarán otro paso estrecho, Jabonerías, con una rotonda a la derecha, Bailén, con una rotonda la izquierda, y Puente, con un estrechamiento importante que incluye otro aviso en el libro de ruta.
La etapa continuará por la rotonda con dirección Gerindote por la CM-4009 para luego girar a la izquierda hacia Albarreal de Tajo. Seguro que en la transmisión de Televisión Española los albarrealeños se sienten orgullosos al señalar  los comentaristas su pueblo porque allí estará fijado el único esprint especial de la jornada, en la TO-3523. Los corredores tendrán que salvar también varios resaltos.
Se tomará a continuación la CM-4000 ya en dirección hacia Toledo para consumir los últimos 28,2 kilómetros. Y en torno a las 17:07, el pelotón girará a la izquierda en la rotonda de la carretera de la Peraleda, con paso por el puente, para iniciar el paseo final por la capital. La organización anuncia más resaltos, aunque no habrá estrechamientos considerables. Sí que se avisa de un pequeño tramo de 50 metros de pavés al final de la avenida de Castilla-La Mancham antes de comenzar la subida de Doce Cantos. Lo demás dejará un giro cerrado por la calle Miguel de Cervantes y otro a la izquierda para tomar ya la calle de la Unión. La meta quedará situada aproximadamente en la mitad (17:24 horas).