La compatibilidad de Medina se queda encima de la mesa

M.G
-

Cs cree que ejercer de relaciones públicas en una empresa puede ser incompatible. IU-Podemos y Vox recelan de un segundo sueldo por su dedicación exclusiva

Medina pide compaginar su sueldo municipal con otro priva - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

La petición de la concejala Marta Medina para compaginar su dedicación exclusiva al Ayuntamiento con otro empleo remunerado eclipsó ayer la comisión de Hacienda y motivó un largo debate entre los grupos sobre la conveniencia de complementar su sueldo actual de 46.953 euros con una segunda actividad remunerada como relaciones públicas de la discoteca Sithons. El tema saltó de lo jurídico al terreno político y aunque no se puso en duda que la petición tiene encaje legal y el informe jurídico «no tiene pegas», en Ciudadanos,  IU-Podemos y en Vox la petición no se ve con buenos ojos y el PP se reservó su opinión para cuando llegue la hora de votar.
Tras casi una hora de diálogo sobre el tema sin que hubiera señales   de avance, la petición se quedó encima de la mesa para tratar el tema con más sosiego en vista de que la solicitud no termina de cuajar en los grupos de oposición, que consideran que políticamente puede no caer bien teniendo en cuenta que Marta Medina ya disfruta de un sueldo por dedicarse en exclusiva a la concejalía de Parques y Jardines.
El debate lo inició Esteban Paños. El portavoz de Ciudadanos apuntó que el informe jurídico elaborado por el secretario del Pleno  «no tiene pegas», pero considera que hay «una incompatibilidad» por el hecho de que este segundo trabajo remunerado para el que Medina solicita autorización al Ayuntamiento está vinculado a la imagen «de una empresa privada». A esta formación no le convence que la concejala «promocione y venda una determinada empresa» cuando ejerce un cargo público con dedicación en una institución que vela por la ciudad.
A los argumentos de Paños se sumó también el concejal de Vox, Luis Miguel Nuñez, al insistir en varias ocasiones que Medina «tiene mucho trabajo en el Ayuntamiento» con su concejalía y «cobra dignamente».
En este caso, el portavoz de IU-Podemos, Txema Fernández, propuso desde el principio dejar este asunto encima de la mesa «para debatirlo con más tranquilidad», y también expresó su opinión sobre compaginar dos trabajos, sobre todo, por las críticas que podría suscitar que disponga de dos empleos  por parte de los trabajadores de las concesiones que puedan sufrir retrasos en sus nóminas. Fernández también preguntó que cuantía percibiría la concejala como relaciones públicas de Shitons, pero no se informó de esta cuestión, únicamente que su dedicación sería marginal porque no excedería las 17 horas semanales de trabajo.
El PP fue el único grupo que no entró en este debate. Incluso cuando se abordó la posibilidad de llevar la compatibilidad a Pleno en vista de la falta de acuerdo en la comisión de Hacienda no desveló si su voto sería a favor, en contra o se acogería a la abstención.
El concejal de Urbanismo, José Pablo Sabrido, defendió la petición de su compañera y aseguró que si jurídicamente es viable no existe justificación para que los partidos políticos apunten una incompatibilidad. Además, comentó que a ellos no les toca juzgar «si los concejales cobran mucho o poco» e insistió en que la compatibilidad es legal siempre que no afecte a sus funciones como concejal y no cobre por otro cargo público. Tmbién dejó caer que Medina «querrá volver a su empresa cuando deje la concejalía».
De momento, el asunto no irá a Pleno y ahí están de acuerdo todos para evitar que se produzca un debate público de esta petición.