Los arqueólogos trabajarán desde el 20 en el crómlech

j. m. / toledo
-

Un profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha y otro de la Complutense de Madrid encabezan el equipo que excavará en el lugar durante las próximas semanas

Los arqueólogos trabajarán desde el 20 en el crómlech


El equipo de arqueólogos empezará a trabajar desde el día 20 en el conjunto megalítico localizado en el término municipal de Totanés, según confirmó a este diario la delegada de Cultura del Ayuntamiento, Elena Gutiérrez, quien subrayó que han comenzado ya los trabajos preliminares de acotación del terreno.
El titular de Prehistoria de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Castilla-La Mancha Juan Pereira y la profesora de la Facultad de Ciencias Geológicas de la Universidad Complutense de Madrid María del Pilar Andonaegui encabezarán un equipo en el que figurarán también componentes del grupo de investigación Cota 667 (los que advirtieron la importancia del conjunto) y estudiantes universitarios.
El propósito de este trabajo consistirá en datar esta composición, cuyo origen puede remontarse a la Edad del Cobre, entre el Neolítico y la Edad del Bronce. Las piedras miden un metro de altura y se encuentran a un kilómetro del núcleo urbano. El propio excalde de Totanés Ildefonso Gutiérrez fue el primero en llamar la atención sobre el conjunto.
Elena Gutiérrez comentó que los trabajos se extenderán en función de los hallazgos en el conjunto megalítico, ubicado en una finca privada del término de Totanés. «Muy a lo sumo dos meses», comentó la representante municipal sobre un patrimonio que ha despertado un interés extraordinario. Como muestra, unos 150 visitantes, la mayoría de ellos foráneos, recorrieron el pasado día 16 el entorno en una visita guiada organizada por el Ayuntamiento.
La excavación del crómlech resulta posible por la subvención de 5.000 euros y la autorización de la Consejería de Cultura de la Junta de Comunidades, recibidas a finales del pasado mes. De esta manera se indagará en los dos crómlech del conjunto megalítico, junto con dos menhires.
«Creen que puede ser el crómlech más grande de España. El más grande de la Península está en Évora (Portugal). Está claro que es un crómlech», resaltaba hace unos días la delegada de Cultura, quien subrayaba que tendrá relevancia nacional si se confirma el origen en la Edad del Cobre.
Los expertos creen que, inicialmente, los crómlech fueron únicamente monumentos funerarios que rodeaban a los dólmenes o túmulos, los cuales, más tarde, pudieron convertirse en recintos sagrados y, en algunos casos, en una especie de templos. Así, son mucho más escasos que otros monumentos megalíticos como los dólmenes o los menhires.