«Esto ha sido un verdadero accidente»

J. M. Loeches
-

El técnico del CD Toledo, Manu Calleja, cree que ante el Manchego falló la definición y está convencido de que en breve cambiará la mala racha

«Esto ha sido un verdadero accidente» - Foto: Yolanda Redondo

La única explicación que encuentra Manu Calleja a la racha de cuatro empates consecutivos del CD Toledo sigue siendo el mal fario. Es verdad que en semanas anteriores han podido cometer errores de todo tipo, pero respecto al 0-0 contra el CD Manchego, el técnico cántabro insistió en que «el partido no fue de empate; lo dominamos de cabo a rabo, salvo en veinte minutos de la primera parte, y generamos ocho ocasiones claras, además de fallar un penalti».
El entrenador verde reconoció que se movió bien la pelota de lado a lado, pero que faltó «ese último pase, esa última definición». Repitió que «llegar, llegamos, pero no entra». En cualquier caso, avisa de que «queda trece partidos para el final y los vamos a disputar como hoy; ya entrará», pues está convencido de que, precisamente el pasado domingo, «en condiciones normales, hubiéramos ganado 4-0».
Calleja también explicó que el encuentro se empezó a torcer el sábado en el entrenamiento, «con la lesión de Chico». Desde su punto de vista, habría sido otro «con el ‘9’ referencia, que nos tiene que aportar el gol». En principio, el sevillano sufrió un pinchazo en el gemelo que ha derivado en una rotura de fibras que le mantendrá dos semanas fuera de los terrenos de juego.
En cuanto al trabajo de sus jugadores, el técnico de Beranga les da «un diez». No les pone «ningún pero» porque «hicieron todo lo que trabajamos, y salió, salvo esa definición». Incluso, recuerda que en una acción «hubo hasta tres opciones». Para él, que la pelota no entre, «nos genera esa ansiedad» y también «la falta de confianza». Y es que, agregó, «no es fácil atacarle a un equipo que defiende con diez al borde del área».
Del mismo modo, se refirió al penalti errado por Rubén Moreno en la primera parte. «Es un delantero con gol y personalidad, y pensábamos que la iba a meter», explicó. Es una circunstancia más de esa racha en la que está instalado el CD Toledo. Eso le preocupa, como dijo, «porque el equipo estaba bien para ganar y por eso salí a animar a los jugadores que se quedaron abatidos al terminar». Comentó igualmente que quiere «que se levanten, ya que las rachas son cuestión de acierto y esto va a cambiar».
Por último, preguntado por si tiene el apoyo de los dirigentes, Calleja aseguró que no necesita palmadas y que «la idea es trabajar para mejorar; no espero nada de nadie». Defendió que «no somos tan malos» y que «el Toledo juega bien al fútbol y lo ha merecido; seguiremos así y así lo conseguiremos porque esto ha sido un verdadero accidente».