Consuegra: Un pueblo volcado con su batalla

I.G.Villota / Consuegra
-

Unos 400 voluntarios convierten Consuegra en el epicentro cultural y turístico de la provincia al revivir la batalla que lleva el nombre de la localidad, librada en 1097. Lleno en los diferentes pases de la recreación histórica en el castillo

Una vuelta al pasado. Regreso y homenaje a su  acontecimiento histórico más recordado. Consuegra Medieval traslada a los visitantes al 15 de agosto del año 1097, cuando las tropas del rey Alfonso VI libraron batalla con el ejército almorávide venido del norte de África dispuesto a frenar la Reconquista. En la batalla perdió la vida Diego Rodríguez, único hijo varón del Cid Campeador, al que mencionan en varias ocasiones los guías durante el recorrido. Este es el contexto histórico que sustenta una de las actividades culturales más atractivas y consolidadas de las propuestas veraniegas en la provincia de Toledo.
Una cita que recibe cada año a miles de visitantes, durante los cuatro días de actos, desde este jueves hasta hoy domingo, y que mantiene a un pueblo volcado, toda vez que hay unos 400 voluntarios implicados en el proyecto.
Las propuestas son variadas. Desde el mercado artesano ubicado en la plaza de España, la ceremonia de izado de bandera o la recreación sobre un tablero de ajedrez humano de la batalla de Consuegra.

Las juglaresas abordaron a los espectadores.
Las juglaresas abordaron a los espectadores. - Foto: Yolanda Redondo
Pero quizá la más relevante y esperada cada edición, y ya van 23, tiene lugar en el castillo de la Muela, ubicado en el cerro Calderico, enclave donde también se asientan los molinos del municipio, despertando un interés turístico indudable.
 Los espectadores suben hasta el cerro, ayer con un sofocante calor que no impidió colgar el cartel de no hay billetes, y se adentran en la fortaleza Lo hacen para rememorar, de una manera teatralizada, lo que allí ocurrió o debió ocurrir durante el asedio, en el siglo XI.
En diferentes pases, habilitados cada 15 minutos desde las doce de la mañana, de más de una hora de duración cada uno, los visitantes contemplan diferentes escenas. Se convierten en testigos de lo que sucedió hace más de 900 años en el municipio toledano.
Unas 50 personas asistieron a cada pase en el castillo de la Muela en el cerro Calderico.
Unas 50 personas asistieron a cada pase en el castillo de la Muela en el cerro Calderico. - Foto: Yolanda Redondo
En grupos numerosos, de unas 50 personas, recorren las distintas estancias del castillo, y llevados de la mano por la interpretación de los actores, reviven desde el entrenamiento de las tropas, los turnos de guardia, la preocupación  por el posible enfrentamiento, así como la designación y la preparación de un joven caballero.
También entran en la sala donde Alfonso VI y sus personas de confianza plantean la batalla, acceden a las estancias privadas donde encuentran a la reina orando, se divierten junto a las juglaresas que abordan a los espectadores en el camino -una de las novedades de la edición- y se emocionan con el desasosiego de una señora encerrada  y traicionada por sus damas que pierde al bebé que estaba gestando.
Precisamente esta última escena es una de las más intensas, por la carga emocional de la misma, y la implicación de la actriz, que acaba en lágrimas cada uno de los pases.
Un grupo de actores recibe a los visitantes a las puertas del castillo.
Un grupo de actores recibe a los visitantes a las puertas del castillo. - Foto: Yolanda Redondo
Pequeños y mayores disfrutan de una cita que recibe cada año a numerosos visitantes, algunos fijos y otros atraídos por una propuesta con más de dos décadas de vida y cada vez más conocida a nivel provincial y regional.
Este año Consuegra Medieval también se ha sumado a la imparable corriente feminista y ha decidido otorgar un papel más visible  a las mujeres de la época, históricamente relegadas. Así lo hicieron con unas escenas teatralizadas formaron parte de ‘Consocra Ante Bellum’, un recorrido por el interior de los muros del castillo durante el jueves y el viernes.


Más fotos:

No faltaron abanicos, gorras, gafas de sol y botellas de agua para sobrellevar las altas temperaturas.
No faltaron abanicos, gorras, gafas de sol y botellas de agua para sobrellevar las altas temperaturas. - Foto: Yolanda Redondo
La iniciativa también ofrece a los espectadores una demostración del entrenamiento de los arqueros.
La iniciativa también ofrece a los espectadores una demostración del entrenamiento de los arqueros. - Foto: Yolanda Redondo
La escena final, de una mujer encerrada que pierde a su bebé, fue muy aplaudida.
La escena final, de una mujer encerrada que pierde a su bebé, fue muy aplaudida. - Foto: Yolanda Redondo
Los más pequeños también tienen un papel relevante en la propuesta.
Los más pequeños también tienen un papel relevante en la propuesta. - Foto: Yolanda Redondo
Se enseña el inicio en las armas de un niño, después convertido en caballero.
Se enseña el inicio en las armas de un niño, después convertido en caballero. - Foto: Yolanda Redondo