scorecardresearch

De la Cruz no tiene constancia de vertidos ilegales al Tajo

M.G
-

La portavoz municipal asegura que los episodios de espumas son similares a los de otros años en esta época y son producto de las temperaturas y de la acumulación de fosfatos

El río Tajo en los alrededores del puente San Martín - Foto: David Pérez

Las espumas vuelven a ser llamativas en el río Tajo a su paso por la ciudad. No es la primera vez que se detectan, pero esta nueva estampa está generando preocupación en la ciudadanía desde hace días e incluso se deja caer en redes sociales si el episodio puede deberse a vertidos ilegales a un río muy esquilmado desde hace años.

En este sentido, desde el Ayuntamiento de Toledo «no hay nada nuevo» al respecto. El equipo de Gobierno municipal sigue pendiente de la situación medioambiental del Tajo, pero la portavoz Noelia de la Cruz, concejala de Obras, Medio Ambiente y Transición Ecológica, subraya que las espumas llevan tiempo apareciendo y es muy probable que obedezcan a los dos factores que las provocan, «un cambio de temperatura y la acumulación de fosfatos».

De momento, De la Cruz no puede ir más allá porque considera que son los técnicos de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) los que deben analizar la situación. Manifiesta que el Ayuntamiento continúa preocupado por la problemática medioambiental del Tajo, pero mantiene que las espumas «suelen aparecer en esta época del año», una realidad «que no gusta a nadie» y que espera que se pueda ir corrigiendo cuando se establezcan medidas encaminadas a mejorar el río, entre ellas, la derogación definitiva del trasvase.

Respecto a la posibilidad de que  las espumas respondan a vertidos ilegales, como ha ocurrido en otras ocasiones, De la Cruz asegura que el Ayuntamiento «no tiene constancia» de que se hayan realizado vertidos, pero también recalca «que la competencia recae en la CHT». Si bien, tampoco han recibido ninguna comunicación ni información sobre este asunto.  

La portavoz resalta la batalla política del Ayuntamiento contra el trasvase Tajo-Segura y su preocupación constante por el estado del río. Además, explica los esfuerzos que se realizan en la mejora de la depuración, pero considera también que más allá de la importancia de los caudales ecológicos se encuentra  «la deficiente depuración de aguas de Madrid».