'Villita' sube de escalafón con triunfo

Dominguín
-

Exitoso debut con picadores del novillero de Manzaneque que salió a hombros del coso de San Lorenzo de la Parrilla. Ahora el novillero toledano tiene por delante el enfrentarse a los utreros en las plazas en las que actúe con los del castoreño

'Villita' sube de escalafón con triunfo

En la vida de un torero hay fechas para recordar y que no se olvidan por más tiempo que pase. Su primera vez delante de un novillo, cuando se visten con el traje de luces, el debut con picadores, la alternativa o la confirmación en Madrid. En este caso para Juanjo Villa “Villita” ha sido el pasar de estoquear erales a utreros, un paso considerable al que solo llegan unos pocos de los que empiezan.
Una tarde marcada en su corazón que se desarrolló en la localidad conquense de San Lorenzo de la Parrilla, compartiendo cartel con otro paisano Álvaro Seseña, compañero de la escuela taurina y con el albaceteño Sergio Felipe. A la postre los tres componentes del cartel se repartieron seis orejas y salieron en volandas por la puerta grande.
La ganadería fue de José Cruz, que sufrió dos cambios de última hora al inutilizarse dos animales en los corrales de la plaza. De presentación acorde a la categoría de la plaza con romana.

'Villita' sube de escalafón con triunfo
'Villita' sube de escalafón con triunfo - Foto:
Villita se estrenó con caballos con un terno azul celeste y oro, llegando acompañado de un nutrido número de paisanos para ser testigos de esta fecha y animarle ínsito. Recibió a su primero con aplomo, luchando más con aire que con su enemigo, terminando el recibo con una garbosa media verónica. Tras brindar su primer astado al respetable, comenzó con doblones por bajo instrumentados por ambos pitones, lo que hizo que el público entrase de lleno en la faena. Luego el trasteo fue intermitente, por la condición cambiante del utrero y de las rachas de aire reinantes que no hacían que Villita se pudiera confiar. Se vieron momentos destacados con la zurda, bajando la mano y sobre todo en los particulares pases de pecho, echándose todo el animal hacia delante. El final de faena subió en intensidad y gusto destacando pasajes donde se abandonó por completo. La pena fue la suerte suprema pues el esfuerzo hecho se emborronó al acertar a la tercera con los aceros, pese a ello le fue concedida una oreja por el palco presidencial.
Al que cerró plaza, lo toreó con gusto por verónicas rematando el recibo con una media muy ovacionada. Con la pañosa estuvo sereno y compuesto, con momentos estéticamente brillantes en su comienzo de faena. Destacaron en este último animal del festejo naturales sueltos con los talones asentados en la arena, llevándose cada trazo hasta la cadera. Mató al segundo intento y otra oreja le fue concedida por el usía que le valió para salir a hombros con sus compañeros del coso.
 El otro toledano del cartel fue Álvaro Seseña, que tuvo una destacada actuación en el quinto de la tarde, recibiendo al animal de rodillas, estando variado con el capote y entregándose al público en su presentación con la capa. Con la muleta tuvo una actuación maciza y rotunda, llegando a los tendidos con facilidad, destacando los grandes pases de pecho. Seseña que ha debutado este año con los del castoreño, tiene gusto y variedad, lo que le hace agradar a los que asisten a verle. Tras acertar con los aceros le cortó a este astado las dos orejas que paseó feliz por el anillo de la plaza “Curro Fuentes”.
El tercer espada de la terna fue Sergio Felipe que tiene una dilatada carrera con picadores y que sacó ofició y tiró de recursos en su actuación. Al final de la tarde corto una oreja de cada astado, lo que le abrió la puerta grande, como a sus compañeros de cartel.