scorecardresearch

Detenida una banda que robaba en colegios e institutos de Toledo y otras provincias

latribunadetoledo.es
-

Los once arrestados en una operación de la Guardia Civil sustrajeron 63 ordenadores y otros dispositivos informáticos en 26 centros educativos de siete comunidades autónomas

Un agente custodia a uno de los arrestados

La Guardia Civil, en el marco de la operación ‘Tecnológicos’ desarrollada en Cáceres, ha desarticulado una organización criminal compuesta por 11 personas (siete españoles, tres marroquíes y un rumano), especializada en el robo de equipos informáticos en centros educativos en siete comunidades autónomas. Toledo se encuentra entre las provincias cuyos centros educativos han recibido la indeseada visita de estos amigos de lo ajeno, según se recoge en una nota del Instituto Armado.

En la operación se han llevado a cabo cuatro registros domiciliarios en  las localidades de Fuenlabrada y Madrid y se ha intervenido 63 ordenadores portátiles, 19 teléfonos móviles, cinco cámaras fotográficas,  monitores con CPU integrada, tres televisores y dos tabletas, procedentes de los robos.

 La operación se inició en febrero del pasado año, a raíz de un robo  perpetrado en un instituto de educación secundaria en la localidad de Malpartida (Cáceres), donde sustrajeron doscientos ordenadores portátiles.

Posteriormente, se pudo constatar la existencia de otros robos cometidos en otros centros educativos supuestamente por la misma organización por lo que los agentes establecieron un dispositivo para localizar y detener a los integrantes de dicha red.

Fruto de este dispositivo, los agentes pudieron localizar en Madrid la existencia de un grupo de personas que podrían estar dedicándose al robo en centros educativos y con un radio de acción de ámbito nacional por lo que se procedió a la detención de sus integrantes.

 

Varios grupos.

La organización estaba compuesta por seis personas, tres de ellas en la provincia de Badajoz y otras tres en Fuenlabrada (Madrid), siendo esta última la base de operaciones donde residía el jefe de la organización y el punto de receptación del material robado.

 Igualmente, existían otros tres grupos distintos dentro de la organización encargados de perpetrar los robos en los centros educativos durante los fines de semana en horario de noche.

 La organización antes de cometer los robos vigilaba los centros que iban a robar. Asimismo, no dudaban en realizar varios trayectos una vez que cometían los robos al no ser capaces de llevarse todo el material de una sola vez.

 Posteriormente, el material robado era trasladado a un trastero alquilado en Fuenlabrada (Madrid), sin vinculación alguna con los domicilios de la organización, donde permanecían hasta su porte a Marruecos, viajes que realizaba el cabecilla de la organización.

 Hasta el momento, la Guardia Civil ha conseguido contabilizar 26 delitos de robo en centros educativos, varios de receptación y pertenencia a organización crimen. Asimismo, se ha podido constatar la sustracción y posterior venta de más de 1.000 ordenadores portátiles, televisores, proyectores, tabletas, cámaras de fotografía y video, etc., muchos de los cuales serigrafiados por la Consejería de Educación de la Comunidad Autónoma afectada.

 Los 26 delitos de robo en centros educativos han sido cometidos  en las provincias de Cáceres, Badajoz, León Lugo, Córdoba, Teruel, Valladolid, Burgos, Guadalajara, Toledo y Madrid.

Entre los efectos recuperados destacan  27 ordenadores, con el logotipo de la comunidad de Castilla la Mancha y el nombre del alumno que lo tenía asignado, la clase y el nombre del colegio, sustraídos todos ellos en un I.E.S. en Torrejón del Rey (Guadalajara), durante las pasadas vacaciones de Semana Santa.

El objetivo de los ordenadores.

Esta es la segunda operación en el último año desarrollada por la Guardia Civil contra los robos de material informático en centros educativos. En mayo de 2015, el Instituto Armado hacía pública la operación ‘Claudius’, en la que se esclarecieron 52 sustracciones de este tipo. 24 de ellos fueron cometidos en colegios e institutos de 18 poblaciones toledanas. En los últimos dos años, se han detectado estos robos en las comarcas de La Mancha, La Sagra, Ocaña, y Los Montes, y en grandes poblaciones como Madridejos y Sonseca.