scorecardresearch

«La reforma del delito de sedición es una amnistía encubierta»

Jaime Galán
-

Manuel Aragón, magistrado emérito del Tribunal Constitucional, participó ayer en unas jornadas de la UCLM. Opinó que el Gobierno ha faltado el respeto a la justicia

Manuel Aragón Reyes en el Paraninfo de Lorenzana.

La Universidad de Castilla-La Mancha cerró ayer las últimas sesiones de su XXII Jornadas de Justicia Constitucional. Entre el cartel de sus ponentes se encontraba Manuel Aragón Reyes, catedrático de Derecho Constitucional y magistrado emérito del Tribunal Constitucional. Su dilatada experiencia le permite ser una voz autorizada en asuntos jurídicos, por lo que accedió a opinar sobre asuntos de actualidad en una charla con La Tribuna.

Más allá de defender ante los alumnos de la UCLM la independencia de los jueces, Aragón opinó abiertamente sobre la actual reforma del delito de sedición en la que está inmerso el Gobierno de España. A su juicio, esta medida es una clara falta de respeto al Tribunal Supremo y a su sentencia, «más aún ante unos protagonistas que firmaron que volverían a cometer los hechos por los que fueron condenados». De hecho, el magistrado no entiende la actuación del Gobierno español porque considera que los políticos catalanes no realizaron un atentado de orden público, sino constitucional, de modo que esta reforma lo que ha hecho es «desmantelar la defensa del Estado jurídico español, solo protegida a partir de ahora ante una sublevación armada». Algo que le parece un hecho «más que criticable».

Asimismo, Manuel Aragón tampoco compra el discurso gubernamental «incierto» que dice que España se está sometiendo a una europeización con esa reforma, puesto que «los hechos por los que fueron condenados estos señores están en todos los países de la Unión Europea más fuertemente penados que en el delito de sedición en España», por lo que terminó pidiendo al Gobierno Central que «no haga trampas».