Fedeto también ve perjudicial la obra de la calle Comercio

LT
-

Se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento para comunicarle que dañaría mucho el tejido empresarial del centro, y que debería hacerla mejor en otro momento

Imagen de la calle Comercio. - Foto: Yolanda Lancha

La Federación Empresarial Toledana (Fedeto) se une a las voces que critican las obras de la calle Comercio y ya se ha puesto en contacto con el equipo de Gobierno municipal para explicarle que la actuación en estos momentos sería muy perjudicial para los comercios, ya de por sí muy dañados por los meses de cierre durante la pandemia y por la pérdida de clientes en la nueva normalidad. A su juicio, habría que esperar a «un periodo más propicio».
Fue durante el Debate por el Estado del Municipio, el pasado día 3 de julio, cuando la alcaldesa de la ciudad, Milagros Tolón, anunciaba, sin definir todavía ninguna fecha, las esperadas actuaciones en dos de los viales más esperados del Casco, Reyes Católicos y la calle del Comercio. Tras ello, durante esta semana, la  Asociación de Comerciantes y Hosteleros del Casco histórico Distrito 1 ha mostrado su malestar ante el anuncio. Recuerda que ya han sido varios los negocios del entorno que se han visto forzados a cerrar durante la pandemia y entiende que la obra puede ser la puntilla para diversos comercios y bares de todo el Casco. A su juicio, ese dinero se puede invertir mejor en otras necesidades del centro histórico y en volver a hacerlo atractivo para toledanos y visitantes. También pide un plan a medio plazo para recuperar el barrio.
Fedeto informa de que ha mantenido una reunión con la Asociación de Empresarios del Casco Histórico de la ciudad de Toledo, integrada en la misma, y apoya su posicionamiento respecto a que «el proyecto de obras que pretende iniciar el Consistorio municipal en las calles aledañas a la plaza de Zocodover, como por ejemplo en la calle Comercio, provocaría una situación económica y laboral insostenible en sus empresas». En este sentido su opinión respalda a la Asociación de Hostelería, que se ha pronunciado en términos similares.
Fedeto se ha puesto en contacto con comerciantes de la zona y les han transmitido su preocupación por el posible inicio de estas obras. El motivo es que «la coyuntura económica no es la apropiada, debido a la escasa rotación de clientes en el Casco histórico de Toledo». A su juicio, si a esta falta de público se le suman los problemas de acceso que generan unas obras de la envergadura planteada, la repercusión en la cuenta de resultados de los pequeños comercios podría ser irreversible.
Por tanto Fedeto aboga porque las obras se inicien en un periodo más propicio, para no lesionar gravemente los intereses empresariales de los comercios tras varios meses sin ingresos. La Federación Empresarial ha transmitido su posicionamiento al ayuntamiento de Toledo, para que conozca los motivos por los que considera no apropiado que se inicien las obras que tienen planteadas.