scorecardresearch

Afectados por la Autovía recuerda la legislación al concejal

J. Monroy
-

La Asociación ha mostrado su sorpresa ante el anuncio del concejal de que mandará un estudio a Policía Local sobre la necesidad de bajar la velocidad en To-20 y To-21

Afectados por la Autovía recuerda la legislación al concejal - Foto: David Pérez

La Asociación de Afectados por el Ruido de la Autovía Urbana To-20 y To-21 ha mostrado su «asombro y sorpresa» por la contestación del concejal de Movilidad, Juan José Pérez del Pino, a su propuesta para reducir la velocidad a 50 kilómetros por hora en ambos viales y concluir la instalación de los paneles antirruido.

El concejal responsable ha respondido que no ve una solución sencilla a las molestias por el ruido que produce el tráfico del que se quejan los vecinos de Buenavista. A su juicio, colocar más pantallas o reducir la velocidad «a lo mejor no es la solución» y por eso ha dejado el asunto en manos de los departamentos de Ingeniería y de Policía Local ya que esas dos unidades municipales son las que «tienen los conocimientos suficientes» para determinar qué es lo más adecuado.

Desde la Asociación de Afectados recuerdan a Pérez del Pino que estos son dos viales urbanos, y la Dirección General de Tráfico estableció en mayo de 2021 que la velocidad máxima en este tipo de tramos tiene que ser de 50 kilómetros por hora, «no los 80 ó 90 actuales». Por el contrario, apuntan estos vecinos de Buenavista, «queda sobradamente probado en todos los estudios existentes que reducir la velocidad aminora exponencialmente el ruido y por tanto elimina el daño a la salud de los ciudadanos». Además, recuerdan que ya existe iluminación en estos viales, «que jamás ha funcionado, lo que daría seguridad a la vía urbana que es la To-20 y To-21».

Zona urbana. La Asociación reitera a Pérez del Pino, una vez más, que esos viales pasaron a ser urbanos en 2014, cuando los recepcionó el Ayuntamiento de Toledo, «así lo hizo saber el alcalde Garcia-Page a estos vecinos y la Asociación  de Vecinos Parque de Nara». A partir de ahí le preguntan «¿por qué motivo no tiene este vial la velocidad que establece la DGT y tiene velocidad señalizada de carretera? ¿Por qué el resto de viales de la ciudad si tienen la limitación que establece la DGT?».

Esta Asociación de Afectados ya ha anunciado su intención de remitir su problema al Defensor del Pueblo y recientemente ha remitido a Alcaldía una petición para que se reduzca la velocidad en los viales y concluya la instalación inacabada de los paneles antirruido. En el mismo sentido, el último Consejo de Participación del Distrito Norte aprobó una moción de la Asociación de Vecinos La Ronda para reducir la velocidad en los viales y darles un verdadero carácter urbano, con iluminación y conexiones entre barrios, al estilo del paseo de la Rosa.