Los Premios +50 Emprende entran en su recta final

A.D.M.
-

Su director es el profesor de emprendimiento Fernando Lallana, autor de un libro inspirado en la película @buelos (Santiago Requejo, 2019), cuyo protagonista es Carlos Iglesias

Los Premios +50 Emprende entran en su recta final

Dentro de apenas dos meses se estrenará la película @buelos (Santiago Requejo, 2019), una historia sobre emprendedores al borde de los sesenta cuyos protagonistas son los actores Carlos Iglesias, Ramón Barea y Roberto Álvarez. Se trata de un largometraje vinculado a la organización de los Premios +50 Emprende, cuyo director es Fernando Lallana, consultor, profesor y escritor nacido en Madrid pero asentado en Toledo desde mediados de la década de los noventa.
Inspirado en el argumento de la película -una reflexión sobre el mercado laboral de los trabajadores senior y sobre la discriminación laboral por motivos de edad-, este certamen, cuya fecha límite de inscripción es el próximo 15 de septiembre, cuenta con una dotación económica de 30.000 euros a repartir entre los tres mejores proyectos de emprendimiento liderados por mayores, así como la tutela de los diez proyectos finalistas. Las bases pueden consultarse en la página web premio.abueloslapelicula.es/.
Además de director de este certamen, Fernando Lallana es el coautor de Abuelos: nunca es tarde para emprender (Alienta Editorial), «el libro con las claves y las herramientas para emprender a partir de los cincuenta que inspiró y ayudó a los protagonistas de la película a alcanzar el éxito». También ha participado en el volumen Ana I. Virtudes, toledana especialista en coaching. Leopoldo Abadía (Zaragoza, 1933), veterano fundador de la escuela de negocios IESE Business School, es el autor del prólogo.
Abuelos: nunca es tarde para emprender analiza dónde radican las causas, creencias y prejuicios de la discriminación por edad, «pero, sobre todo, expone argumentos y ofrece las herramientas necesarias para relanzar de manera exitosa la vida profesional a partir de los cincuenta». La excusa es la peripecia de Isidro (Carlos Iglesias), protagonista del largometraje, «uno de los millones de hombres y mujeres de nuestro país que daba por hecho que tendría una placentera jubilación. Sin embargo, tras años trabajando y a las puertas del merecido retiro, de un día para otro se convierte en desempleado». Su problema, el mismo que el de Desiderio (Roberto Barea) y Arturo (Roberto Álvarez), es que «ya nada es como antes, ni siquiera las entrevistas de trabajo: Ahora hay entrevistas grupales en las que para destacar hay que eliminar al de al lado».
Fernando Lallana es licenciado en Ciencias Empresariales y Derecho por la Universidad de Castilla-La Mancha, máster en Relaciones Públicas por el Istituto Europeo di Design de Milán y especialista en dirección de recursos humanos y emprendimiento.