scorecardresearch

«En Toledo hay mucha afición, por eso salen tantos toreros»

Jorge Cancho / Palencia
-

El toledano García Pulido fue el triunfador del último Circuito de Novilleros de Madrid. Todo ello en una temporada en la que se presentó en Las Ventas y en la que estuvo presente en los principales certámenes del mes de septiembre

«En Toledo hay mucha afición, por eso salen tantos toreros» - Foto: Óscar Navarro

2022 ha sido un año inolvidable para usted con ese triunfo en el Circuito de Novilladas de Madrid 

Ha sido, sin lugar a dudas, el año más importante de cuantos llevo dentro del mundo del toro. Una gran trayectoria a lo largo de toda la temporada, con un buen inicio y un mejor final aún.

Sus primeros toques de atención llegaron en 2018 con Camino hacia Las Ventas

No tenía mucho bagaje y pensaba que sería un puerto demasiado alto para mí, si bien cuando terminé cortando 4 orejas en Cenicientos fui el hombre más feliz. Luego, en la final, pude pisar por vez primera el ruedo de Madrid y cumplir así un auténtico sueño, aunque a que no salieron las cosas como esperaba. Pese a todo, la vuelta al ruedo que di me supo a gloria. Fue una etapa, la de novillero sin picadores, que pisé plazas de envergadura como Málaga, Valencia y Arnedo, entre otras.

En la temporada 2021 participó en el Circuito de Castilla y León, llegando hasta la semifinal

Me vino fenomenal, ya que, después de haber debutado con picadores en 2019 y el parón del 2020 por la pandemia, fue un volver a empezar. No salí triunfador, pero personalmente me sirvió mucho para empezar a rodar, para volver a torear, para comenzar a ver de nuevo la cara al toro. 

También el pasado año estuvo en un festival en Las Ventas con un cartel de ensueño. Pese a andar tieso, cedía sus honorarios a la Escuelas Taurinas de la Comunidad de Madrid. Bonito detalle

Andaba tieso entonces y sigo tieso ahora (se ríe). Fue un festival benéfico y cada uno decidió donar su parte a lo que quiso. Yo lo hice a las Escuelas de Madrid porque allí fue donde me crié y donde crecí. Un día inolvidable en Madrid, junto a El Juli, Perera, Manzanares, Ponce...  

Centrándonos ya en lo que dio de sí este 2022, hay que repasar esa exitosa participación en el circuito madrileño con un altísimo nivel 

La competitividad fue tremenda, tanto entre los que conseguimos llegar hasta la final como entre los que se quedaron en las rondas previas. Hubo buenos toreros y luego se ha demostrado la gran temporada realizada por la gran mayoría de los que participaron en él y lo mucho que han dado que hablar.  

Desde Navas del Rey hasta llegar a esa final con Sergio Rodríguez, el camino no fue nada fácil 

Desde luego que no lo fue. Corté dos orejas en Navas del Rey, tres en Las Rozas de Puerto Real, otras dos en Cadalso y una en la final a tres en Valdetorres del Jarama. Y luego en la final a dos de San Martín de Valdeiglesias me salió todo de cara: seis orejas tras suministrar tres certeros espadazos, después de grandes faenas todas. Creo que si lo intento repetir no me hubiera salido igual. Imposible.  

Y entre medias, en pleno San Isidro, llegaba su presentación en Madrid

Fue una temporada con muchísimos alicientes, uno de ellos, el de esa tarde de mi presentación en Las Ventas, del que guardo un grato recuerdo por todo. Es algo que no se me olvidará. Llegué lesionado de un percance en Navas del Rey, pero al final, a base de mucho trabajo, del fisio y con la pierna vendada pude matar la novillada y saludar una ovación. 

El éxito en el circuito de Madrid le abrió las puertas de los principales certámenes de novilleros

Desde luego, mi nombre empezó a escucharse y como aún no había muchas fechas cerradas quisieron contar conmigo en casi todos los certámenes importantes, como los de Villaseca, Arganda, Cadalso, Moralzarzal o Arnedo. 

De todos ellos, ¿con cuál se queda?

Sin lugar a dudas, con el de Arganda, un día en el que me entregué a más no poder, con un lote que no fue nada fácil, pero al que acabé cortando dos orejas de mucho peso, creo yo. Fue una actuación muy rotunda.

La temporada la finalizaba con 16 novilladas, 9 puertas grandes y 27 orejas. Todo ello sin apoderado, solo con el apoyo de su primo Sergio Pulido

Sergio fue el que se echó a sus espaldas la carrera de un novillero con caballos como yo, lo cual no era una empresa fácil, y él fue quien, a base de molestar y molestar, hizo posible que entráramos en unos cuantos sitios importantes. En cuanto a los números que he firmado este año, aún no me los creo. 

Con 21 años ya, habiendo pisado Madrid y los principales circuitos novilleriles, imagino que estará pensando en la alternativa

No tengo prisa por nada y menos por la alternativa, ya que se trata de una cosa muy seria. En el escalafón mayor hay que competir con gentes que es muy difícil, por no decir imposible, meterles mano. Entonces, el doctorado ha de llegar cuando tengas un ambiente muy fuerte, cuando todo venga de cara y sin ninguna calentura de cabeza.

Toledo, su tierra, una provincia que ahora mismo está lanzando a muchos toreros. ¿A qué se debe?

Así es, sobre todo novilleros y toreros jóvenes. Ahora mismo hay un plantel que está en todas las ferias o en casi todas. En cuanto a la razón, pienso que allí hay mucha afición y sobre todo mucha cultura del toro. 

Su toreo se basa en la entrega, en el valor, que tiene a José Tomás como referente

Para mí el maestro siempre ha sido mi fuente. Es mítico, tiene algo diferente al resto y desde niño me he fijado en él y así continuaré haciéndolo en el futuro.

Y eso de compaginar los toros con dos carreras -Derecho y ADE- ¿cómo se lleva?

En la vida hay tiempo para todo y si te organizas sacas un rato para hacer muchas cosas. Es cierto que me he quitado algunas asignaturas este año, pero sí que se puede. Lo importante es la disciplina de saberte organizar bien.