Compo Factory niega haber provocado «deudas intencionadas»

Redacción
-

La propiedad de esta empresa auxiliar del sector aeronáutico niega además que las «salariales sean las únicas deudas que arrastra la empresa», tal y como aseguró también el sindicato Comisiones Obreras (CCOO)

Compo Factory niega haber provocado «deudas intencionadas»

La dirección de Compo Factory niega con rotundidad que haya provocado «de forma intencionada» las deudas que han llevado a la compañía a presentar un ERE que afecta al 60% de su plantilla, concretamente a 32 trabajadores, tal y como denunció Comisiones Obreras (CCOO). La propiedad de esta empresa auxiliar del sector aeronáutico niega además que las «salariales sean las únicas deudas que arrastra la empresa», tal y como aseguró también el sindicato en una nota de prensa que envío a los medios de comunicación.

En un comunicado remitido a La Tribuna, en el que se exigen una rectificación al amparo de artículo 1 de la Ley 2/1984, la propiedad asegura textualmente que «la empresa vio reducida son producción en el ejercicio de 2019 en un 14% con respecto al año anterior provocando que la sociedad incurriera por vez primera en 10 años en pérdidas. Situación que se ha visto agravada por la crisis de la Covid-19, ya que la industria aeronáutica -objeto de trabajo de Compo Factory Toledo- una de las actividades más perjudicadas debido a las restricciones de movilidad impuestas por los gobiernos. Una circunstancia que ha motivado la práctica paralización de la fabricación de aeronaves y su mantenimiento y, consecuentemente, la práctica paralización de empresas como Compo Factory Toledo».

El escrito continúa afirmando que esta situación ha provocado la insolvencia económica de la compañía para hacer frente a sus obligaciones de pago a pesar de que durante el ejercicio 2020 se llevaron a cabo diversas actuaciones respecto del personal, tales como Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) con reducciones de jornada, así como des suspensión total de forma rotativa entre los empleados».

El comunicado remitido a través de un bufete de abogados continua afirmando que en «este momento la sociedad no tiene demandas de trabajo para poder desarrollar la actividad y desde julio los pedidos de clientes se han reducido casi en un 80%en relación a los últimos ejercicios, lo que ha motivado que la empresa presentara en octubre concurso de acreedores».

Asimismo, recuerda que este diario ha publicado informaciones relativas a la crisis de Airbus y del grupo Aernnova en la que se señala a Compo Factory como subcontrata.