scorecardresearch

Seis municipios del PP se oponen al trazado de la A-40

EP
-

Dosbarrios, Huerta de Valdecarábanos, Villanueva de Bogas, Villasequilla, Villatobas y Yepes han presentado alegaciones al nuevo trazado propuesto por el Ministerio de Transportes

Varias localidades se oponen al trayecto previsto de la A-40

Los alcaldes de las localidades toledanas de Dosbarrios, Huerta de Valdecarábanos, Villanueva de Bogas, Villasequilla, Villatobas y Yepes, todos ellos del Partido Popular,  han presentado alegaciones al nuevo trazado propuesto para la A-40 entre Toledo y Ocaña, mostrando su contrariedad y oposición por la nueva opción elegida.

El pasado 15 de julio se publicaba en el Boletín Oficial del Estado el anuncio del Estudio Informativo y el Estudio de Impacto Ambiental del trazado de la Autovía A-40 en el tramo comprendido entre Toledo y Ocaña. En los mismos se opta por que dicha carretera pase por Borox y Seseña en detrimento del trazado comprendido por los municipios de Almonacid de Toledo, Yepes y Villasequilla que fue el aprobado en 2010, ha informado el Ayuntamiento de Villatobas en nota de prensa.

En primer lugar, los primeros ediles de estas localidades consideran que los nuevos estudios poseen graves errores económicos con respecto a la valoración de las expropiaciones e indemnizaciones, lo cual conlleva a que queden desvirtuados tanto el análisis de rentabilidad como la comparativa entre las distintas alternativas, más aún cuando se ha optado por el nuevo trazado por su supuesto menor coste.

"El estudio infla las indemnizaciones por derechos mineros de la alternativa Almonacid-Villasequilla-Yepes hasta los 75 millones de euros cuando la realidad es que apenas superan los 3,8 millones. El importe real supone una reducción de un 79,24 % del coste de las expropiaciones e indemnizaciones y una reducción del 20,94 % del coste del proyecto en su conjunto.
De hecho, cabría incluso la posibilidad de reducir las indemnizaciones por derechos mineros a cero haciendo una ligera modificación del trazado hacía el casco urbano de Yepes, la cual eliminaría cualquier posible afección", señalan en un comunicado.

En segundo lugar, las alegaciones presentadas recuerdan que el beneficio que aporta la alternativa Almonacid-Villasequilla-Yepes es muy superior al que aporta la alternativa Borox-Seseña puesto que la nueva alternativa propuesta se desarrolla íntegramente en la comarca de La Sagra, la cual ya posee suficientes infraestructuras.

"Por el contrario, la Mesa de Ocaña es una comarca que necesita de un impulso importante para su desarrollo y el que la A-40 discurriera por estos municipios supondría un motor para nuevas actividades y fuentes de empleo". De no optar por esta opción, los seis municipios alegantes consideran que se frustraría la expectativa de desarrollo socioeconómico de esta comarca y se la condenaría a seguir formando parte "de lo que hoy se denomina la España vaciada", al no optar el Ministerio de Fomento por la cohesión territorial y ahondando el desequilibrio territorial.

Asimismo, consideran que se malograría la expectativa de negocio de distintos promotores, que teniendo en cuenta que el trazado de la actual alternativa Almonacid-Villasequilla-Yepes ya había sido seleccionado y aprobado e incluso había sido redactado y autorizado el proyecto, se aventuraron a llevar a cabo actuaciones urbanizadoras, efectuando grandes inversiones económicas, que con la nueva alternativa no tendrían los accesos previstos, por lo que de facto se estaría condenando a dichos ámbitos industriales a que no se desarrollen".

Adicionalmente, los alcaldes de la zona consideran que es necesario que la nueva A-40 tenga un aprovechamiento real y efectivo y que sirva para descongestionar el tráfico de la N-400. "Si se opta por la opción Borox-Seseña, va a suponer en la práctica que los vehículos de la comarca de Ocaña sigan utilizando dicha nacional por lo que se producirá una infrautilización de la nueva carretera", explican.

Por último, los primeros ediles consideran que la opción aprobada en 2010 es desde el punto de vista medioambiental la más respetuosa y cuenta ya con una resolución de impacto ambiental positiva, "cosa que no posee la otra alternativa".

Las alegaciones presentadas por los seis alcaldes recuerdan que, mientras la opción Almonacid-Villasequilla-Yepes no ocupa espacios de la Red Natura 2000, la alternativa Borox-Seseña no sólo atraviesa superficies ZEPA y Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) sino que también afecta a paisaje y cultivos.