El pequeño comercio reivindica sus garantías de seguridad

LT
-

Desde Fedeto animan a acudir a las tiendas y a la hostelería de los barrios porque ofrecen productos de calidad, precios bajos, proximidad y no han sido el foco de contagios

El pequeño comercio reivindica sus garantías de seguridad - Foto: David Pérez

El pequeño comercio en general, y el textil en particular, vuelve a ver en las rebajas una tabla de salvación para un año que está siendo el peor en cuanto a volumen de negocio afectado por la pandemia, las medidas de seguridad e higiene, la competencia de las grandes empresas y el comercio on line. Manuel Madruga, secretario general de Fedeto, reclama una ayuda que no cuesta nada: que las administraciones se empleen a fondo en informar de que «el pequeño comercio es una garantía para comprar con total seguridad. Acudir a un restaurante o a una tienda no tiene riesgo ninguno adoptando las medidas que recomienda el establecimiento. Los contagios se producen en situaciones anómalas debido a personas que no respetan las normas y las consecuencias golpean la economía de todos».

«Comercio y hostelería son chivos expiatorios cuando no son los focos de contagios. Que nos digan un negocio legal donde se haya actuado de forma inadecuada. Las administraciones deben velar por la imagen de esas empresas que se dejan la piel por garantizar la seguridad».

Madruga asegura que todos los comercios de la provincia ofrecen los mejores productos con muchas garantías y a precios de lo más competitivos. «La ciudadanía debería apoyar el pequeño comercio porque si desaparece uno de  cada cuatro (es lo que se teme con los datos en la mano) las ciudades pierden columna vertebral y genera barrios vacíos».

nervios. En cuanto a las rebajas dice que venimos de una Navidad con la reducción de precios al máximo y un sector deseando alcanzar más facturación si no hay mas restricciones. En ese sentido, esperan los datos sobre contagios en estas fiestas. Hay «nervios entre los empresarios» pensando en otro confinamiento total u otras medidas radicales.

Por lo tanto, la situación es complicada, con mucha empresa a punto de cerrar debido a que el pequeño comercio no puede con los alquileres y sufre daño por las reducciones de aforos y el comercio digital.

Al otro lado surge la esperanzada de que la vacuna surta efecto y que «a finales de primavera» se hayan corregido las mayores restricciones. «En marzo hay que ver los datos de empleo y de cierres de negocios porque muchos aguantan ahora pensando en la efectividad de la vacuna».

Un factor positivo dentro de este panorama nublado es la aplicación Netpym impulsada por Fedeto que «va poco a poco» implantádose con apoyo de la Diputación y los ayuntamientos de Toledo y Talavera. Las empresas se van enganchando y Madruga confía que a corto plazo su uso se generalice en la medida que  «es una herramienta muy útil, carece de comisiones, las ventas son directas y les ayudamos a digitalizarse».
==