scorecardresearch

Soriano: «Habrá tensión pero el punto de partida es bueno»

S. GALA
-

Tras la negociación de la Política Agraria Común (PAC)en el seno europeo y el acuerdo alcanzado para la reforma, ahora le toca el turno a las comunidades autónomas. Preguntada ayer por el reparto de los fondos de la PAC entre las distintas autonomías, la consejera de Agricultura de Castilla-La Mancha, María Luisa Soriano, señaló que las reuniones para tal fin están previstas para el 24 y el 25 de julio y reconoció que «siempre hay cierta tensión e inquietud», pero «el punto de partida es bueno, hay consenso».

Y es que Soriano destacó que en la Conferencia Sectorial -en la que están representadas todas las comunidades autónomas- ha habido muy «buen ambiente» durante la negociación a nivel europeo, y por primera vez todas las comunidades estaban unidas e iban de la mano del ministro en la defensa de los intereses de España.

Por tanto, la titular de Agricultura en Castilla-La Mancha incidió en que «tenemos las bases comunes» y por ello espera que «no haya grandes trasvases entre unos sectores y otros y entre unas regiones y otras».

En el caso de esta comunidad, la consejera indicó que luchará y defenderá que todos los agricultores y ganaderos sigan recibiendo las ayudas europeas para que puedan mantener sus rentas, realizar inversiones, modernizar el regadío y, en definitiva, que puedan tener explotaciones capaces de generar empleo y de ser competitivas.