El TSJ eleva a 1.211 las muertes por Covid en la provincia

J.S.
-

Son 412 más que la estadística oficial. Las muertes asociadas al coronavirus en la provincia pasan de las 685 de abril a las 30 registradas por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha en el mes de junio

El TSJ eleva a 1.211 las muertes por Covid en la provincia - Foto: Yolanda Lancha

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha confirmó ayer que los fallecimientos ocurridos en el mes de junio tanto en la comunidad autónoma como en la provincia de Toledo se sitúan incluso por debajo de los niveles previos a la pandemia provocada por el coronavirus. La letalidad, por tanto, tuvo su mayor pico de mortalidad entre el 23 de marzo y el 26 de abril. De hecho, en la provincia se ha pasado de los 685 muertes vinculadas al nuevo patógeno ocurridas en abril a las 30 del sexto mes del año.
Los enterramientos disminuyeron en la provincia de Toledo un 31% durante el mes de junio con respecto al mismo período de 2019, según los datos difundidos ayer por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCLM) con el recuento aportado por los registros civiles. Si la referencia se hace teniendo en cuenta el 2018, la caída es del 26,76%. Y si lo hacemos con respecto a mayo, abril y marzo de este año la caída de las defunciones en la provincia es del 28,45%, del 69,29% y del 52,82%, respectivamente.
En términos relativos, la Covid-19 está detrás del 8,8% de los decesos certificados en la provincia de Toledo durante el pasado mes.  Según los datos del alto tribunal, en la provincia se produjeron en mayo 342 fallecimientos, de los cuales 30 se asocian al coronavirus bien estén confirmado o haya sospechas de que el nuevo patógeno está detrás de la causa de la defunción. Entre los sospechosos se incluyen, por tanto, «aquellos supuestos en los que se recoge dicha probabilidad en la certificación médica o existen motivos para ello por concurrir procesos patológicos de tipo pulmonar compatibles con dicha causa».
Toledo fue en el mes de junio la segunda provincia de la región donde se produjeron más muertes asociadas al coronavirus por detrás de la Ciudad Real en donde el Alto Tribunal de la región contabiliza 350. En el conjunto de la región, los registros civiles de las cinco provincias tienen registradas en junio 1.152 muertes. La causa en 142 de ellas, el 12,3% del total, está vinculada directamente al coronavirus o al menos hay fundadas sospechas de que el desencadenante del óbito fuera el nuevo patógeno, aunque no esté confirmado por PCR.
Las defunciones en Castilla-La Mancha en junio de este año han disminuido un 25,2% con respecto a las inscritas en el mismo periodo del año anterior que sumaron 1.541. Además, la reducción en el número de expedición de licencias de enterramiento en la región durante el mes de junio también ha sido significativa con respecto a los meses de mayo, marzo y abril de 2020. Concretamente el descenso con respecto al mes de mayo es del 19,94%, ya que ese mes se registraron 1.439 licencias de enterramiento. El porcentaje de disminución en referencia al mes de abril alcanza el 69,93% ya que en el cuarto mes del año el número de fallecidos sumó 3.832 en toda la región. Por último, el descenso respecto al mes de marzo es del 65,29%
Cuatro meses de pandemia. Cuando han transcurrido ya un  cuatrimestre desde el inicio la emergencia sanitaria, el TSJ eleva el número de fallecidos en Castilla-La Mancha por coronavirus a 5.267, una cifra muy por encima de las 3.047 contabilizadas de forma oficial hasta el 30 de junio al estar plenamente confirmadas. El Alto Tribunal añade, por tanto, otras 2.220 sobre las que hay fundadas sospechas. El coronavirus, además, estaría detrás del 52,9% de las muertes registradas en la región por todas las causas que suman 9.951.
En el caso de la provincia de Toledo, el coronavirus podría haberse cobrado en cuatro meses la vida de 1.211 personas. Si tenemos en cuenta que los datos que la comunidad autónoma traslada al Ministerio es que hasta finales de junio habían fallecido 799 toledanos por coronavirus, el desfase provocado por los casos sospechosos es de 412 personas. En este cuatrimestre en la provincia de Toledo han fallecido 2.709 personas. De ellas, el 44,70% la causa final de la muerte está asociado a un patógeno para el que todavía no hay vacuna.