Los festejos más taurinos de agosto

Dominguín
-

Alrededor de la celebración de la Virgen de agosto, muchas localidades toledanas han colmado plazas y calles de festejos taurinos. Los matadores y novilleros toledanos están presentes y son triunfadores en la mayoría de estos festejos

Almorox albergó dos corridas de toros dentro de su variada programación taurina. - Foto: Antonio Catalán

A mediados del mes de agosto, la provincia vive unos de sus momentos más álgidos e importantes, ya que se acelera la presencia de festejos taurinos en su geografía. Ello coincide con las festividades cercanas al 15 de agosto, una intensa actividad que tiene los festejos taurinos como protagonistas indiscutibles.
Puede ser la localidad más pequeña que esta semana ha tenido toros, Nuño Gómez con cerca de 150 habitantes hasta llegar a Seseña con más de 24.000 vecinos. Todas tienen al toro bravo como uno de sus protagonistas, siendo en muchas el epicentro y en torno a los que giran los programas festivos.
Seseña este año se ha centrado otra vez en los festejos populares y en toro de gran presencia en la calle y en la plaza. Ya informamos en La Tribuna de ellos, siendo cinco eventos los que han atraído al pueblo miles de foráneos que junto a los paisanos han abarrotado los eventos programados.
Magán, tras ocho años sin festejos taurinos volvió a tener encierro y festival, donde los matadores Sánchez Vara y Esaú Fernández, se repartieron siete orejas y tres rabos, mientras que el novillero de La Puebla de Montalbán Miguel Losana cortó los máximos apéndices del becerro con el que se cerró el festejo.
Navalcán celebró con motivo de la festividad de San Roque sus ya tradicionales festejos taurinos, que a la postre fueron triunfales y exitosos. Una novillada sin picadores de Fernando Peña facilitó que Álvaro Alarcón cortara tres orejas y saliera a hombros del coso. Al día siguiente gran encierro de Valhondillo para Morenito de Aranda, Luis Bolívar y el novillero de Talavera Abraham Reina.
Almorox tras la polémica que se zanjó organizando el propio ayuntamiento los festejos, llevo a cabo dos corridas de gran trapío y categoría. La primera de ellas tuvo un cartel muy atractivo, con Luis Miguel Encabo, El Cid y David Mora. A la postre Encabo y Mora salieron en volandas del coso tras cortar dos orejas cada uno a los toros de Lagunajanda.
Al día siguiente, una corrida mixta con cuatro impresionantes toros de Mollalta que tuvieron delante a Joselillo y Colombo, mientras que el novillero Jesús Mejías se llevó dos utreros de Fernando Peña.
Las localidades de Cervera de los Montes y Montesclaros también buscaron hueco para los toros, ambas localidades llevaron a cabo sus ya tradicionales sueltas de reses. Otras localidades celebraron festejos más modestos como novilladas sin picadores donde la presencia de jóvenes de la provincia es habitual, Nuño Gómez con una clase práctica de los alumnos de la Escuela Taurina de Toledo, Quismondo con una novillada en la que Álvaro Alarcón y Daniel Pérez cortaron 8 orejas y dos rabos.
Camarena celebró con mucho viento un exitoso festival con David Mora, Cristian escribano, Gómez del Pilar, Espada y el novillero Garzón, toros ellos cortaron dos orejas a excepción del de Esquivias que se llevó el rabo del eral.
 Alameda de la Sagra y Palomeque apostaron por los encierros y como viene siendo habitual en la comarca de la Sagra, congregaron cantidad de aficionados a los festejos populares.  Otro municipio taurino donde los haya es San Román de los Montes, con encierros, sueltas, novillada y clase de la Escuela. Allí se congregaron toda la plantilla de los alumnos de Joselito de Vega que desplegaron sus conocimientos en el ruedo ante un público entregado. Por su parte en la novillada hubo cartel toledano y torrijeño, con Álvaro Alarcón y Jorge Molina.
A partir de ahora queda por delante el maratón taurino del verano con las grandes ferias de final de agosto y del mes de septiembre donde los toledanos participan de manera muy activa en todo aquello que represente la tauromaquia, bien sea en la calle o en las plaza de toros.