Unos falsos técnicos hurtan a una octogenaria 1.000 euros

J.M.
-

Dos individuos quedaron con la anciana en su vivienda de Navalcán para una revisión de luz. Mediante engaños, se apoderaron del dinero y de joyas

Unos falsos técnicos hurtan a una octogenaria 1.000 euros - Foto: Yolanda Redondo

Los ancianos se convierten frecuentemente en víctimas de los estafadores y timadores, que se aprovechan de la confianza de las víctimas para apoderarse de dinero y joyas. Un caso de este tipo ha ocurrido esta semana en la localidad de Navalcán. Según informó ayer a este diario la Guardia Civil, se trató de un hurto cometido por dos individuos que, mediante engaños, sustrajeron unos 1.000 euros y joyas a una anciana. Los autores se hicieron pasar por revisores de una compañía eléctrica para entrar en la vivienda.
La víctima, de 87 años, creyó a los individuos y quedó con ellos el pasado martes para un trámite relacionado con la instalación eléctrica. Sin usar violencia y solo mediante engaños, lograron la comisión del hurto, que se saldó con la sustracción de los 1.000 euros y las joyas. Sobre las alhajas, convencieron a la anciana para que se quitara los pendientes a causa de la revisión de la luz.
Precisamente, este diario publicó en la edición de ayer un comunicado de la Guardia Civil que advertía de que los ancianos se han convertido en diana de hechos delictivos. Dos casos ocurridos en junio en Campillo de la Jara y Santa Cruz de la Zarza sirvieron como ejemplo de la atención que deben prestar los ancianos cuando circulen por la vía pública, estén en el banco o en sus domicilios.
En Santa Cruz de la Zarza, el delincuente se hizo pasar por un enfermero y accedió, mediante engaño, al interior de la vivienda, sustrayendo 1.000 euros que la víctima tenía guardados en la cómoda de la habitación.
El de Campillo de la Jara ocurrió después de que la víctima hubiera retirado 2.800 euros del banco y fuera abordada por dos individuos; uno por la espalda que, utilizando el método del tirón, logró sustraer una bolsa de papel que contenía el dinero que acababa de retirar del banco.
Según la Guardia Civil, en la vía pública, intente caminar por la parte interior de la acera, colocando su bolso, si lo lleva, en el lado de la pared; evite hacer ostentaciones de joyas u objetos de valor; en grandes aglomeraciones, proteja su bolso o cartera.
En el domicilio, no abra la puerta de su casa o portero automático a desconocidos; desconfíe de desconocidos que llamen a su puerta ofreciendo cualquier cosa, aunque digan representar a un organismo oficial; no atienda a servicios técnicos no contratados previamente y, si así lo hiciera, identifique a esa persona; no facilite datos personales o bancarios solicitados por teléfono; no marque teléfonos de tarifa especial ni devuelva llamadas a números desconocidos o llamadas perdidas.