scorecardresearch

Última oportunidad para ver un conjunto excepcional de arte

J. Monroy
-

Casi la mitad de las obras que aglutinó la extinta Obra Social y Cultural de la CCM se puede disfrutar hasta el día 22 en el museo de Santa Cruz

Última oportunidad para ver un conjunto excepcional de arte - Foto: Javier Pozo

Nada más subir la escalera, desde el patio, al acceder al crucero superior, el visitante del Santa Cruz se topa con tres enormes cuadros de Enrique Vera, amén de otro de menor tamaño. «Me suenan mucho», apuntan quienes estaban acostumbrados a visitar la sede de la Obra Social de la extinta CCM, en el palacio de Benacazón, o la sede de la entidad. A su alrededor, cuadros también conocidos, los ganadores de los distintos certámenes de pintura rápida que celebraba la entidad.  

'Factum. Fondos artísticos de la Fundación Caja Castilla-La Mancha' es el título de la exposición, que recoge 94 obras (79 cuadros y 15 esculturas) aglutinadas a lo largo de los años por la Obra Social de la antigua CCM, antes todavía, Caja Toledo. En el aspa de la derecha, espacio para el amante del arte toledano. Bajo la denominación de 'Toledo como referente: el grupo Tolmo y el arte entre dos siglos' se concentran las obras de diferentes artistas pertenecientes al Tolmo (Rojas, Giles, Beato, Jule, Villamor, etc.) junto a otros artistas de una generación más joven (Pablo Sanguino, Nacho Llamas, Roberto Campos, Alberto Romero), y obras de dos artistas japoneses residentes desde hace muchos años en la ciudad, Teruhiro Ando y Matsao Shimono.

En los dos brazos restantes, se han instalado las secciones 'En las fronteras de lo real: ficción, sueño, verdad'; y 'Más allá de la figuración: concepto, expresión, abstracción', en la que se muestran medio centenar de pinturas y esculturas adquiridas por la entidad de ahorro desde 1999 hasta 2009 en los diferentes certámenes que organizó en aquellos años, y se ordenan en su relación con la figuración y con la construcción/abstracción.

Última oportunidad para ver un conjunto excepcional de arteÚltima oportunidad para ver un conjunto excepcional de arte - Foto: Javier PozoEl presidente regional, Emiliano García-Page, inauguraba el pasado 23 de diciembre esta muestra, que por motivos de calendario (la inminente puesta en marcha de la gran exposición sobre Alfonso X), solo va a permanecer un mes en el Santa Cruz. Esta puede ser la última oportunidad de ver juntas las obras más significativas de la colección de la antigua Caja Castilla-La Mancha, aunque en realidad

Heredera de la CCM. Así lo explica Julio Porres, comisario de la exposición por la Fundación CCM junto a José Domingo Delgado, por la Fundación Impulsa. Los cuadros pertenecen a la primera, heredera de la antigua CCM. La justificación de las antiguas cajas de ahorro, recuerda Porres, era mantener una obra social y cultural, que repercutieran sobre la gente de su territorio. Cuando se suprimió en 2010 la antigua caja, se creó esta nueva Fundación para mantener su línea de trabajo. Entre sus recursos está la colección de arte, las obras con las que se decoraban los 'espacios nobles' o las oficinas repartidas por el territorio. Es una importante inversión en obras de arte, que al final suman 178 piezas, muchas de ellas, de artistas locales.

La labor de la Fundación CCM ha sido, por lo tanto, durante los últimos años, la de ir identificando, clasificando, describiendo y recuperando estas obras que le correspondían según el Banco de España. Cuando por fin las ha tenido en su mano, en vista de la cantidad y la calidad, se puso en contacto con la Junta de Comunidades para poner en marcha una muestra «que permitiera a la gente disfrutar de esas obras y a la vez, dar a conocer esa labor, prácticamente desconocida». La Junta vio una selección de obras y no dudó en prestar esa ayuda «con generosidad». De forma que, gracias a un convenio con la Fundación Impulsa, la exposición en el Santa Cruz es una realidad.

Última oportunidad para ver un conjunto excepcional de arteÚltima oportunidad para ver un conjunto excepcional de arte - Foto: Javier PozoEra imposible, eso sí, apunta Porres, situar las casi doscientas obras de la colección en el Santa Cruz, pero la muestra se ha quedado en 95, en una selección «con material de muy buena calidad, que a mí me ha impresionado».

Eso es muestra, explica el comisario, de la calidad de gestión con la que se formó la colección. Porres recuerda, por ejemplo, el intento de la Obra Social de dar un paso adelante en busca de una diversidad y calidad distintas que supuso la convocatoria nacional, desde 1998 hasta 2007. Allí concurrieron primeras firmas del arte español. De esta forma, la colección representa muy bien «ese momento del arte español a caballo entre los dos siglos, con piezas muy buenas». A ello se unen obras magníficas, como las de Enrique Vera, que estaban en el salón de consejos de Benacazón y allí volverán al acabar la muestra.

No ocurrirá así con todas las obras, apunta Porres. Merced al convenio con Impulsa, a instancias de la Junta, algunos lotes de obras van a formar muestras itinerantes por el conjunto de la región. Finalmente, habrá obras que se cederán a la Junta para que decore sus espacios, como el nuevo hospital del Polígono o centros educativos y bibliotecas. Esta es, por lo tanto, la última oportunidad para ver este conjunto importante de obras juntas.

Última oportunidad para ver un conjunto excepcional de arte
Última oportunidad para ver un conjunto excepcional de arte - Foto: Javier Pozo