Viajar a donde no se atreven las agencias

j. m. / toledo
-

La antropóloga polaneca Carmen Arnau, que estudiará el efecto de la crisis climática en las poblaciones rusas, y seis acompañantes estarán hasta el día 22 en Siberia

Viajar a donde no se atreven las agencias

Carmen Arnau probablemente sea uno de los vecinos más excepcionales de la provincia. Esta antropóloga de Polán viaja periódicamente a Siberia para estudiar a las poblaciones. «Es un destino de difícil acceso. No se atreven ni las agencias de viaje. Sé cómo tratar a los nativos», comentaba a este diario el pasado día 7, horas antes de embarcar en avión hacia Rusia para iniciar una procesión de transportes hasta llegar a los pueblos chorses y teleutas. Junto con seis acompañantes fascinados por sus viajes, tomará hasta el mítico tren Transiberiano para enlazar con estas regiones olvidadas de la taiga.
Carmen maneja una lista de un centenar de personas que esperan poder acompañarla alguna vez en sus expediciones. En esta ocasión, son seis los elegidos: dos amigas funcionarias de Toledo, un matrimonio también de la ciudad y dos vascos. La antropóloga organiza actividades en Polán y Las Ventas con Peña Aguilera para difundir la cultura siberiana; de hecho, en esta última, abrió hace años un museo insólito sobre estas poblaciones. Por eso los cuatro vecinos de Toledo apuntados a esta aventura que se extenderá hasta el día 22. Los dos vascos se deben a su participación en una emisora especializada en viajes de aquella región. «Doy charlas y se van interesando. Procuro que sean personas afines», indica esta mujer que da clases gratis de ruso en Polán durante el año.
Los siete tenían previsto un viaje a Kazajstán, pero la gravedad de los incendios en la zona ha obligado al grupo a ir a otra región siberiana. La de los chorses y los teleutas al sur de Kemerovo. O sea, entre dos y tres días de viaje desde Moscú en avión, tren, bus y canoa. A la llegada, Carmen investigará los efectos de la crisis climática en esta población.

Viajar a donde no se atreven las agencias
Viajar a donde no se atreven las agencias - Foto:
Precisamente, Carmen, que estuvo en junio en Yakutia (Rusia), viajó el año pasado con otro grupo de seis acompañantes a la región de los chorses; en esa ocasión, procedían de Polán, Las Ventas con Peña Aguilera y Madrid. «Les gustó la naturaleza, los bosques gigantes y que hubiera mucha agua», recuerda la antropóloga como aperitivo para esta nueva expedición a una región con diversidad de lenguas y culturas, la vigesimoprimera que emprende a Siberia desde que descubió este vasto territorio remoto en 1997. Entonces viajó sola y por su cuenta a los poblados chorses.
«Después de 21 años desde la primera expedición, los chorses han aumentado ligeramente su población, pero han ido abandonando lentamente sus comunidades. La mayoría de las cosas no han variado, algunas han mejorado y otras han empeorado. La conclusión final es que, a pesar de todo, siguen manteniendo su tradicional modo de vida, y sobre todo, sus valores y cosmovisión fuertemente vinculada a la naturaleza», publicó en las redes sociales a la vuelta de ese viaje en 2018.
Los acompañantes conocerán también el trabajo social de Carmen en un orfanato al que destina ayudas y en un programa contra el alcoholismo, uno de los problemas de estas comunidades. Seguro que a la vuelta, el día 22, el grupo habrá experimentado la sensación de que ha pasado por lo menos un año desde que partieron de Madrid.