García percibe «voluntad, a pesar» del recital de Malikian

C.M
-

El edil de Cultura aseguró que «las negociaciones» iniciadas con la empresa «van por buen camino» aunque ha programado un espectáculo para este viernes «sin nuestra autorización»

García percibe «voluntad, a pesar» del recital de Malikian

La intención de acabar con el ya famoso conflicto de la contraprogramación, ejercida por la empresa adjudicataria del Palacio de Congresos -Gist Total Congress & Meeting S.L.- frente a los intereses del Teatro de Rojas, va «por buen camino» pero, aunque no lo ha explicitado Teo García, despacio. Y así lo parece porque mientras que el diciembre pasado el responsable de Cultura anunció el comienzo del procedimiento destinado «a plasmar esta relación contractual en un nuevo convenio», lo cierto es que ante esta pregunta se limitó a decir que continúan «en conversaciones para cerrar el acuerdo lo antes posible». Es decir, a juzgar por los tiempos, no cumplirá su deseo de que tenerlo solucionado «en el primer trimestre del año».
Eso sí, fue optimista al apreciar que «se percibe voluntad de suma» entre las partes para «llegar a una coordinación y seguimiento» de actividades en torno a «una agenda cultural única y solvente». Sin embargo, y puesto que se mostró «esperanzado en lograr una oferta complementaria», no lo hizo ante la pregunta sobre el mantenimiento, por parte de la empresa adjudicataria de la explotación del Palacio de Congresos, del recital de Ara Malikian para este 21 de febrero.
Fecha que incumple el convenio firmado en 2013  y el que se especifica que el concesionario «dispondrá de las fechas comprendidas entre los 10 días posteriores a la celebración del Corpus y el 15 de septiembre de cada año» para programar, salvo que cuente con la «autorización» del Ayuntamiento.
Pues bien, García insistió en que «desde el Ayuntamiento no se ha autorizado esta actividad», por lo que, como ya anunció, «hemos trasladado a los servicios jurídicos municipales el hecho para que determine las responsabilidades que pudieran derivarse del incumplimiento parcial del acuerdo». Un requerimiento que, a tres días del concierto, no parece vaya a impedir la celebración del espectáculo.
En este punto, se justificó el concejal sobre esta pasividad -mantenida desde 2014- aludiendo «al impacto que puede generarse en la ciudad» vinculado «al reembolso del dinero de las localidades», todas ellas vendidas. Asuntos que, dicho sea de paso, no debería ser de la incumbencia municipal y sí del Palacio de Congresos.
Sea como fuere, Teo García adelantó que están «a la espera de algún ajuste por hacer» en torno a un nuevo documento en el parten de la premisa «de mantener, al menos, 12 espectáculos desarrollados a través del Rojas» y «no autorizar la celebración de ningún espectáculo que entre en colisión con los intereses del Rojas.