Esquivias esquiva el Covid-19

Redacción
-

Pese a la alarma que se generó en el entorno de la comunidad escolar por el ingreso de dos de sus alumnos tras un viaje a Italia, la actividad escolar retomó la normalidad en la jornada del jueves

Esquivias esquiva el Covid-19

redacción / toledo
La psicosis que está generando el  coronavirus -Covid19- no ha dejado indiferentes a la comunidad educativa del IESAlonso Quijada de Esquivas cuyos alumnos de 4º de la ESO realizaron un viaje a Italia, como es habitual en estas fechas en este centro. Un viaje que les llevó a conocer el norte de Italia, concretamente el entorno de Venecia, de donde regresaron, sin novedad, el viernes 21 de febrero.
Y  quiso la casualidad que al día siguiente -22 de febrero-, se encendieran las alarmas en Italia ante la propagación del Covid-19 a varias regiones del país. Y quiso también la casualidad que dos de los alumnos que habían participado de esta excursión presentaran síntomas que, dadas las circunstancias, y de manera preventiva les llevó a un ingreso hospitalario para la realización de las pruebas pertinentes que dieron resultado negativo. Además, los servicios sanitarios determinaron un tercer alumno que mostraba síntomas leves permaneciera en su casa por el momento.
El director del IES, Miguel Ángel Callejo, por cierto microbiólogo, reconocía ayer que la vuelta a las aulas el miércoles (26 de febrero) (el lunes y el martes no eran lectivos por el Carnaval) fue algo revuelta sobre todo por la desinformación, después de que el martes Sanidad confirmara que se estaban investigando tres casos en Toledo (y otros dos en Albacete y Ciudad Real, respectivamente).
No obstante, señala el director, «nosotros ya nos habíamos puesto en contacto con el Centro de Salud para que ante cualquier consulta nos dieran aviso».
Callejo, que alabó el trabajo, coordinación y comunicación directa y constante de los servicios de epidemiología con los responsables del IES, afirmaba que aunque algunos padres prefirieron no llevar a sus hijos a clase el miércoles  ayer jueves la normalidad regresó a las aulas de este instituto.
«Hemos mantenido informadas a las familias a través de las redes sociales y por el servicio Papas», señala el director que dada su profesión de micorbiólogo ha ido sorteando la ‘paranoia’ que genera este tipo de situaciones con muchas conversaciones y charlas informativas.
«Algunas madres vinieron el miércoles y se llevaron a sus hijos a casa sin que llegaran a entrar en el centro», reconoce Callejo que afirma no obstante que «no faltaron tantos». Sin embargo, una corta conversación con ellas aclarando dudas hizo que algunas de ellas, tras reflexionar en sus domicilios, regresaran con sus hijos al instituto donde, por cierto, están en época de exámenes, «aunque saben que íbamos a ser flexibles», matiza el director.
Miguel Ángel Callejo, que reconoció que «habíamos preparado el terreno por si acaso» en materia informativa, tuvo un día muy movido el miércoles porque además de tranquilizar a las familias, estar pendiente de los resultados epidemiológicos e impartir clases, se acercó a las aulas de 4º de la ESO para impartir una ‘clase extra de microbiología’ y «explicarles cuál era la situación y darles pautas».
Y es que Callejo recuerda que ninguna persona está exenta de tener una tos, pero no por ello hay que alarmase. «Simplemente hay que seguir las instrucciones, quedarse en casa y llamar al 112», resume como primera acción. 
«Desde Epidemiología», indica la dirección del centro en el comunicado por redes a la comunidad educativa, «nos indican que no debemos alarmarnos innecesariamente. Que todo el alumnado y profesorado debe continuar con su vida normal. Solo en el caso de que alguno que haya estado en zona de riesgo o en contacto directo con estos, manifieste algún síntoma, ha de ponerse en contacto con el 112».