Compometido sindicalista y laico

ADM
-

Juanjo González Rodríguez se convirtió en hijo adoptivo de la ciudad a título póstumo. El veterano sindicalista y representante de Europa Laica falleció en 2016 tras una larga enfermedad

Compometido sindicalista y laico - Foto: David Pérez

La vida de Juan José González Rodríguez (1952-2016), nuevo hijo adoptivo de la ciudad a título póstumo fue, en muchos sentidos, un retrato de la Transición en tierras toledanas. Fue el joven trabajador de Standar Eléctrica -la factoría dedicada a la fabricación de equipos electrónicos de transmisión creada en los primeros momentos del Polígono Industrial, en 1971- y presidente de su comité de empresa hasta 1990, el impulsor de Comisiones Obreras, el comprometido impulsor del PCE (más tarde, IU) y el referente de la izquierda política y social toledana -junto con Ángel Dorado- elegido concejal en 1991. Cargo que, por cierto, abandonó a finales de 2000, hace veinte años, para incorporarse con plena dedicación a sus tareas sindicales.
Aunque nacido en Lucena (Córdoba), pasó la mayor parte de su vida en Toledo. Aquí dio señas de un intenso compromiso político, que pronto lo situó en puestos de responsabilidad tanto en CCOO -fue expulsado del Ayuntamiento la noche del 23-F por su llamada, con José María Díaz-Ropero, a una convocatoria de movilización en protesta por el golpe- como en el PCE. Fue testigo de la integración de esta formación en Izquierda Unida -junto a nombres como Julián Brasero, Luis Béjar, Isidoro Vegue o el propio Dorado- hasta mediados de los años noventa. Como coordinador regional de IU manifestó una firme oposición al excesivo poder acumulado por su coordinador general, Julio Anguita, manifestándose partidario de un modelo más asambleario donde tuvieran un peso similar figuras como Cristina Almeida o Nicolás Sartorius.
De su paso por el Ayuntamiento entre 1991 y 2000, durante las legislaturas de Sánchez Garrido (PSOE) -a quien contribuyó a sostener como alcalde- y Agustín Conde (PP), sería posible destacar su labor en la Comisión de Hacienda.
A lo largo de las dos últimas décadas, Juanjo González estrechó su compromiso con CCOO, sindicato de cuya Unión Provincial fue secretario de organización, convirtiéndose años después en secretario de Política Institucional y Comunicación a nivel regional. Otra de las plataformas a las que dedicó mayores esfuerzos fue Alternativa Laica, causando más de un quebradero de cabeza a Emiliano García-Page durante su primera legislatura como alcalde al insistir en el abandono de tradiciones municipales como la renovación del juramento del dogma de la Inmaculada o la presencia institucional de representantes públicos en las procesiones y festividades religiosas.