Avista la caída de un meteorito junto a su casa de El Romeral

J.A.J./Toledo
-

El suceso tuvo lugar a principios de mes, cuando el residente de una vivienda vio una bola de fuego que le hizo salir corriendo. En los días posteriores, ha recuperado ocho fragmentos

El testigo de la caída del meteoro, Luis Tapia, observa los fragmentos recuperados del objeto. - Foto: Cortesia Angel Telléz

Un vecino de El Romeral ha dado aviso de la caída de un meteorito junto a su vivienda de la población manchega de El Romeral. El bólido, afortunadamente no ha causado daños personales ni materiales, y el testigo de este suceso ha podido recuperar hasta ocho fragmentos. El hombre ha puesto finalmente los hechos en conocimiento de las autoridades.
El suceso se producía a principios de mes cuando el observador  de la caída de este objeto espacial,  Luis Tapia Fernández, se hallaba en su vivienda del número 45 de la calle Ancha de El Romeral. Sobre las cuatro de la tarde, vio una bola de fuego que se aproximaba  hacia su vivienda, a una velocidad tal que le hizo salir corriendo de la casa ante el miedo a un presumible impacto. Por suerte, el bólido en cuestión cayó en un corral cercano sin causar destrozos apreciables.
En los días posteriores, Tapia Fernández recupero los fragmentos del aerolito. Estos presentan distintos tamaños, que van desde  la palma de una mano a una canica. Son rocas de color blanquecino de forma irregular que simulan la forma de las escorias de fundición, posiblemente por el gran calor que experimentarían al entrar en la atmosfera e irse rompiendo por ello.
Posiblemente, este suceso habría pasado desapercibido si no lo hubiera sabido un conocido suyo. Se trata de Ángel Téllez Rincón, astrónomo aficionado de la cercana Madridejos, que en el día de ayer informaba a este medio del suceso. Téllez señaló la importancia de este hallazgo, que hasta ahora había pasado desapercibido.
Téllez afirma que Tapia le ha referido que, pese a sufrir problemas de audición, sintió «como un estruendo» y en ese momoento miró al cielo y vio como la bola de fuego se dirigía hacia su casa, teniendo la reacción instintiva de huir del lugar.
Tapia y Téllez resolvieron ayer dar aviso de la caída del meteoro y de los fragmentos recuperados a la Guardia Civil, con el fin de facilitar a las autoridades una investigación científica de este suceso.