Olímpica de honor

J.M. Loeches
-

El año 2020 arranca con reconocimientos para la atleta Irene Sánchez-Escribano, que este verano se estrenará en unos Juegos Olímpicos en Tokio

Olímpica de honor - Foto: Yolanda Redondo

Subcampeona de España en categoría Promesa en 2014, campeona de España Absoluta en 2015, 2017, 2018 y 2019, subcampeona de España de Campo a Través en 2018 y 2019 y la primera mujer toledana en vestir la camiseta de la selección Absoluta de atletismo. Actualmente vive en Madrid, pero la de entrenamientos que habrá acumulado en la pista de la Escuela de Gimnasia desde que a los 9 años su maestro de Educación Física le sugirió que se apuntara al Club Atletismo San Ildefonso.
Además, Irene Sánchez-Escribano va a estrenar en 2020 otro título anhelado por cualquier deportista. De Ciudadana de Honor de Toledo a olímpica en Tokio. Se desconoce el techo de una corredora inconfundible que empezó en 1.500 y que encontró la horma de su zapato en los 3.000 obstáculos. Esta prueba la ha fortalecido físicamente y le ha permitido aprovechar el invierno para exhibirse también en las pruebas de cross, modalidad en la que este año también quiere inaugurar título nacional.
Y entre entrenamientos y competiciones, la capitalina ha conseguido licenciarse en Medicina. Es una atleta todoterreno que ya ha recibido varios premios a su trayectoria por parte del Ayuntamiento de Toledo, como el de la I Gala al Mérito Deportivo. Incluso, le pusieron su huella en una de las calles de la pista azul que tantas tardes vio las suelas de sus zapatillas. Pero éste le hace más ilusión. «Es un reconocimiento muy importante», manifiesta. Sánchez-Escribano se siente «muy querida y tenida en cuenta por su ciudad» y reconoce que «desde el Ayuntamiento siempre cuentan conmigo para estas cosas».
Añade que «galas del deporte hay muchas, también de la Diputación y de la Junta, pero esta mención es la más especial de todas». Los estudios y el deporte alejaron a la corredora del Adidas de la Ciudad Imperial. Son ya muchos años de residencia en Madrid, pero «siempre que puedo, vengo», sigue diciendo. Y es que, no tiene miedo de admitir que «Toledo es mi ciudad y lo va a ser siempre».
Por tanto, el año no puede comenzar mejor para Irene Sánchez-Escribano. 2020 promete y ser Ciudadana de Honor es solo el primer paso para los nuevos éxitos que se avecinan. Ahora mismo está inmersa en plena temporada de campo a través y sus resultados la han vuelto a colocar en la cúspide de las especialistas nacionales. Viene de ser subcampeona de España en las dos últimas ediciones y quiere más. Es el momento de subirse a lo más alto del podio y la toledana está trabajando para ello. Ya tiene fecha, el 8 de marzo, y lugar, Zaragoza.
A partir de ahí, arrancará la preparación de la pista. El año pasado ya superó la barrera de los 9 minutos y 30 segundos, con 9:27.53 como mejor marca personal, pero por delante le queda todavía un nuevo Campeonato de España, que se adelanta a finales de junio, en el que irá a por el repóquer, su quinto título. A continuación, volará a Tokio para representar a España. Llegados a este punto, disfrutar es un objetivo, pero conociendo a Irene, no le va a servir. Querrá lo máximo. Y lo hará como Ciudadana de Honor de Toledo.