scorecardresearch
Miguel Ángel Flores

Amboades

Miguel Ángel Flores


Parole, parole, parole

22/11/2021

Parole, parole, parole; Palabras, palabras, palabras… Cuando se llega al punto de no más altura, sobre todo, en las cúspides de las organizaciones públicas, tanto las que son del ámbito público, como las del ámbito privado, me refiero a asociaciones de todo tipo: deportivas, religiosas, políticas o empresariales, y también como tanto gusta decir a uno[a]s cuanto[a]s cívicas o de la ciudadanía, quizá por eso lo de la España vacía, que es como se tiene que decir y no vaciada (pero ahora a los mucho[a]s nada intelectuales, que no leen un libro de formato papel de más de diez [10] páginas, les gusta eso de lo polisilábico, por eso de vaciado, es más rimbombante que vacío). Solo ese[a] elemento[a] que ya vive, en esa soledad de esa cúspide, como en verdad ya no hace nada, porque la realidad es que nunca hizo nada, solo trepar, a costa de los demás, sacrificando si era necesario hasta a su madre, que por lo visto es lo que uno[a] más quiere o mejor dicho ¿Ama*? (*) Ama de amor, no de posesión de amo o ama, que tiene posesiones, tierras y personas, aunque en esencia ahora no se les llama amo o ama, sin embrago ello[a]s, tratan al personal, lo de la ciudadanía (rimbombante palabra), como algo suyo, en consecuencia, algo posesivo y, evidentemente en los tiempos que corren, según las leyes de vanguardia y prog… lo posesivo[a] es algo que no tiene razón de existir ¿?... Bien, que me descentro, con tanta floritura vaciada, en verdad llena de vacío. ¡Ah, una cosa! ¿Sería correcto decir floritura vaciada o floritura vacía? O ¿Qué es lo correcto decir en un automóvil de combustible 'fósil': tiene el depósito vaciado o tiene el depósito vacío? Por ende, parole (palabras), parole (palabras), parole (palabras), tan bien dichas, porque siempre quien llega a esas cúspides del poder del tipo que sea, en la comunidad, organización o estamento sobre todo de ámbitos públicos oficiales o religiosos, de una manera siempre transparente y a méritos demostrados, con 'curriculums' - ¡Ugh!, la ost…
Que dijera el castizo, solo hace eso parlotear' y ya se sabe, las palabras se las 'llevó' el viento del Este. Porque siempre hay un 'éste', que se encarga que esas palabras si son no convenientes, estén en el viento del olvido, creando para quien esta en la cúspide otras palabras aunque vengan del Sur, del Norte o del Oeste, y si se mira a un mapa, según el orden establecido hasta ahora, el Norte es arriba, el Sur abajo, el Este la derecha y el Oeste la izquierda y parole, parole, parole…

ARCHIVADO EN: Leyes