Fiestas que se viven y dan vida

Redacción
-

El viernes arranca en Villafranca de los Caballeros un programa festivo en el que no faltarán las grandes orquestas y las citas gastronómicas y solidarias. El sábado se han programado dos horas de 'silencio' a favor de personas con TEA

Fiestas que se viven y dan vida

redacción / toledo
El corazón de Villafranca de los Caballeros volverá a ser un septiembre más un hervidero de vecinos, familiares y amigos que durante unos días tomarán la calle como ‘propia’ para disfrutar de las fiestas en honor al Cristo de Santa Ana.
El viernes arrancan unas fiestas que como celebra su alcalde, Julián Bolaños, se viven, y dan vida al pueblo. «El ferial es el centro del pueblo, el corazón festivo está en la plaza», detalla Bolaños insistiendo en la «intensidad» festiva con la que es tomada la calle «desde por la mañana hasta por la noche».
Porque el programa que cada año preparan desde el Ayuntamiento, «con la colaboración de peñas, asociaciones, agrupaciones...»,  subraya el primer edil, está diseñado con actividades para todos los gustos, para todas las edades y en diferentes franjas horarias del día.
Las fiestas de Villafranca (13 al 17 de septiembre) cumplen con la tradición, eso sí, y no faltan los pasacalles, las citas solidarias, los concursos gastronómicos, la pólvora, el baile vermut, los torneos deportivos de ferias, el homenaje al ausente, los parques infantiles y, por supuesto, los actos religiosos.
Pero destaca el alcalde que si algo cala entre los vecinos son las verbenas, porque «no se baila o se canta, se vive con mucha intensidad». Así pues, uno de los mayores esfuerzos del Ayuntamiento es contratar a las mejores orquestas para  no defraudar a los vecinos «porque están acostumbrados a la calidad». Este año llegarán hasta la plaza de España de Villafranca la Orquesta Pasarela, Nuevo Talismán, Taxxara y Séptima Avenida.
También cuentan en Villafranca de los Caballeros en estas fechas con repetidas citas gastronómicas con platos típicos locales, algunas de las cuales están ligadas a la solidaridad, que reponen las fuerzas de los que concentrados en la Plaza de España quieren seguir disfrutando de las animadas orquestas. La primera será el concurso degustación Duelos y Quebrantos del vienes 13. Al día siguiente toca el concurso de Gachas Manchegas y el día 15 el de Pisto Manchego. Cierran estos concursos el de Migas que se celebrará el día 16. En cada una de ellas colabora una peña o colectivo local sin los que la programación festiva no sería tan completa ni participativa.
A estos concursos se añade la Cata Solidaria (14 de septiembre) cuya recaudación se destinará a Cáritas local; la paella popular (16 de septiembre) destinada a Solidaridad alimentaria ‘Aquí comemos todos’ de Alcázar de San Juan; y la pulga (17 de septiembre) cuya beneficiaria será para la Asociación Española Contra el Cáncer.
Y también con espíritu de compromiso con colectivos que presentan alguna dificultad, Villafranca de los Caballeros se sumará a la «buenísima idea» que han tenido otros pueblos de ‘silenciar’ por unas horas las ferias para que las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA) puedan disfrutarlas en plenitud. El silencio llegará  el sábado de 11,00 a 13,00 horas y «el año que viene con más calma buscaremos otra hora más señalada», apunta Bolaños.
Estas celebraciones tienen su origen en la fe y devoción al Cristo de Santa Ana -cuya procesión será el viernes y el domingo- por lo que las citas religiosas también son de gran afluencia. «La devoción y la fe se palpa en el ambiente», ratifica el alcalde que matiza que muchos «no vienen al pueblo más que una vez al año y es en estos días cuando lo  hacen».
Bolaños destaca el carácter «hospitalario» de Villafranca y afirma que el que «viene una vez a las fiestas repite. Incluso hay personas que conocieron a vecinos durante sus estudios universitarios que después de haberlas disfrutado en aquellas circunstancias aún siguen viviendo».
Lo que sí pide el alcalde a su vecinos, sobre todo a lo más jóvenes, es civismo y que cunda el ejemplo de los carros de este año en el que la limpieza de las calles ha sorprendido gratamente.