IU propone «profundizar» en los presupuestos participativos

M.G
-

El portavoz de IU-Podemos cree necesario mejorarlos para excluir proyectos «obligados» de la administración municipal

José María Fernández, portavoz de Unidas Podemos.


Los presupuestos participativos tienen todavía que buscar encaje en esta legislatura a pesar de que el modelo arrancara en la pasada gracias a las propuestas de Ganemos Toledo y se reservara una pequeña parte del presupuesto municipal para que los toledanos decidieran en qué obras, medidas e iniciativas gastarlo. En estos cuatro años se consiguió sacar adelante dos fases de presupuestos participativos, pero a la vuelta de las vacaciones se irá viendo si este modelo convence al PSOE, a  pesar de que lo respaldó la legislatura pasada, o tiene en mente otras ideas relacionadas con la participación ciudadana distintas, ya que la concejalía que ocupaba Helena Galán en el anterior mandato la lleva ahora Juan José Pérez del Pino, que compatibilizará esta materia con Movilidad y Seguridad Ciudadana tras la reciente marcha de Inés Sandoval a la Junta.
En medio de esta ‘encrucijada’ se encuentra también Izquierda Unida-Podemos a pesar de ser un grupo de oposición y no formar parte del equipo de Gobierno como ocurrió con sus antecesores, los concejales de Ganemos Toledo. Si bien, el portavoz de esta  nueva formación en el Ayuntamiento, Txema Fernández, tiene muy clara la valía de los presupuestos participativos, pero también espera que tomen otro rumbo porque los considera insuficientes y observa que en muchas ocasiones han servido para acometer proyectos y mejoras «a las que estaba obligada» la administración municipal .
En este caso, insiste:«Nos hemos llevado algunas sorpresas y no lo entendemos. Cambiar las sombrillas de la piscina municipal de Santa Bárbara no forma parte de los presupuestos participativos,  es una cuestión de mantenimiento del Ayuntamiento».  Y lo mismo opina con la reciente celebración de un festival musical de mujeres, una iniciativa « que debe formar parte de la política de las concejalías de Igualdad, de Festejos o de Juventud, no sé exactamente de cuál».
Por tanto, Férnandez  entiende que en la legislatura pasada se dio un paso importante de participación, pero reconoce que hay que limarlo para evitar que se queden en obras menores y en otras iniciativas que deben excluirse de este tipo para continuar avanzando «en la filosofía» de este modelo de participación que se ha asentado en un buen número de ayuntamientos en los últimos años.
En este caso, el portavoz de IU-Podemos cree necesario poner el tema encima de la mesa con el equipo de Milagros Tolón y explorar otras vías. «A lo mejor hay que avanzar también hacia otro modelo de gestión económica  en el Ayuntamiento». Fernández explica que un gran porcentaje del presupuesto municipal «es obligado» y se compone de nóminas y de contratos, con lo que propone, en principio, buscar la manera «de avanzar hacia un nuevo modelo de gestión que permita tener más fondos disponibles en general y poner más a disposición de la ciudadanía».