Las hipotecas de viviendas se desplomaron un 44% en abril

I.G.Villota / LT
-

En Toledo en el primer mes del estado de alarma se firmaron 100 créditos hipotecarios menos que el año anterior y en el segundo mes fueron 207 menos

Parque inmbiliario de Toledo. - Foto: Yolanda Lancha

Como era de esperar, el mercado inmobiliario también se ha visto golpeado por la crisis del coronavirus en la provincia de Toledo. La firma de hipotecas de viviendas se desplomó un 20,2 por ciento marzo respecto al mismo mes del año anterior y un 44,2 por ciento en abril si comparamos con 2019. Así lo reflejan los datos del último informe del Instituto Nacional de Estadística (INE).
En el primer mes del estado de alarma, en la provincia se firmaron un total de 396 créditos hipotecarios frente a los 496 de 2019, lo que supone 100 menos. El importe de las hipotecas suscritas fue de 33,5 millones de euros, 11,1 millones por debajo de los 44,6 del ejercicio pasado.
Respecto al segundo mes del estado de alarma, en la provincia se firmaron un total de 261 créditos hipotecarios frente a los 468 de 2019, lo que supone 207 menos que hace un año y también 135 menos que el mes anterior. El importe de las hipotecas suscritas fue de 22,5 millones de euros, 16 millones por debajo de los 38,5 del ejercicio pasado
Como ha ocurrido mes a mes,  con independencia de la pandemia mundial, Toledo lidera el ranking regional en cuanto a concesión de hipotecas para adquirir viviendas, con notable diferencia respecto al resto de provincias de Castilla-La Mancha. El segundo puesto en marzo fue para Guadalajara -que suele ocupar el penúltimo- y en abril para Ciudad Real.
Navarra y Castilla-La Mancha, donde más cae la firma de hipotecas. La comunidad foral registró el mayor descenso en la firma de hipotecas de España durante abril. Los préstamos hipotecarios en la región bajaron un 64,9 por ciento interanual, situándose en 229 contratos, frente a los 653 alcanzados en 2019 según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

 Castilla-La Mancha fue la segunda comunidad con una caída más pronunciada en la firma de hipotecas, con un descenso del 52,3 por ciento. En la región, se registraron 806 créditos hipotecarios, frente a los 1.691 alcanzados en el mismo mes de 2019.
Desde 2017. A nivel nacional, el número de hipotecas constituidas sobre viviendas inscritas en los registros de la propiedad se situó en 23.840 el pasado mes de abril, cifra que supone un 18,4 por ciento menos que en igual mes de 2019 y que es la más baja en un mes de abril desde 2017.