Golpe a un entramado que traía heroína y exportaba marihuana

LT
-

Los 300 agentes de la Guardia Civil practicaron registros en casas de campo, naves y domicilios en Méntrida, Los Navalmorales, Recas, Santa Olalla, Ugena y El Viso de San Juan

Golpe a un entramado que traía heroína y exportaba marihuana

La Policía Nacional ha desarticulado uno de los mayores entramados criminales dedicado a la importación de heroína y al cultivo y exportación de marihuana, con la detención de 46 personas y la incautación de casi 8.000 plantas de marihuana, 110 kilos de cogollos de marihuana, 1,5 kilos de marihuana, así como armas de fuego y todo el material empleado para el cultivo indoor de esta sustancia.
La organización estaba compuesta por tres grupos criminales, uno de ellos de origen turco que se dedicaba a introducir heroína en España y había contactado con los otros dos para aprovechar la misma ruta y regresar con marihuana y hachís a países europeos. En la operación han participado más de 300 agentes.
La investigación se inició por parte de la Policía Nacional a principios de noviembre del pasado año cuando los investigadores detectaron en Madrid la presencia de dos individuos relacionados con un grupo criminal de origen turco, de los que tenían conocimiento que pudieran estar abriendo una vía de introducción de heroína en España.
Las vigilancias y seguimientos que se llevaron a cabo por los agentes permitieron detectar que acababan de introducir un kilo y medio de heroína por lo que uno de los individuos fue arrestado y se le intervino la sustancia estupefaciente. Además los agentes pudieron comprobar que estaban manteniendo contactos con los líderes de otros dos grupos criminales formados por ciudadanos españoles que tenían establecido un complejo entramado para el cultivo, recolección, y distribución de ‘maría’.
Se trata de dos organizaciones compuesta por los ciudadanos españoles. Estaban estructurados en varios grupos con distintas tareas asignadas, uno de ellos se dedicaba a la siembra y al cultivo de los esquejes de marihuana hasta que alcanzaban el tamaño adecuado para ser trasladados a plantaciones indoor.
En las plantaciones otro grupo se dedicaba exclusivamente al cultivo y recolección y posteriormente otro peldaño de la organización se dedicaba a reclutar personas que recolectaban los cogollos. Otros individuos era los encargados de recoger el estupefaciente y prepararlo para su envasado y envío.
Los 300 agentes participantes han practicado 30 entradas en casas de campo, naves y domicilios en la Comunidad de Madrid y CLM,  en localidades como Méntrida, Los Navalmorales, Recas, Santa Olalla, Ugena y El Viso de San Juan.