El nuevo equipo de Chozas abre una Concejalía más

Redacción
-

Ha separado Educación y Cultura que ostentan Pilar Librado (Queremos) y María Aránzazu (PP) respectivamente. Queremos mantiene Urbanismo, Seguridad Ciudadana y Sanidad y Servicios Sociales

El nuevo equipo de Chozas abre una Concejalía más - Foto: Yolanda Redondo

redacción / toledo
No cambia el nombre de las Concejalías que a partir de ahora se deberán encargar de velar por los intereses  de los ciudadanos de Chozas de Canales de la mano de Queremos y PP. La abrupta ruptura del acuerdo por parte de Queremos, liderado por Antonio Antúnez, con el PSOE, resuelta por un decreto de Alcaldía el 8 de enero que tuvo su posterior resolución de sustitución de otorgamiento de Concejalías el 13 de enero, formalizado en el pleno extraordinario celebrado el sábado 25 de enero -tras una fallida convocatoria dos días antes dada la presencia de testigos de los medios de comunicación- se ha consumado en un reparto de Concejalías que no anuncian ninguna alternancia en la Alcaldía durante el resto de legislatura como sí se había acordado con la anterior Corporación.
Más allá del nombre de los titulares, el único cambio en la organización interna de Chozas de Canales tras este acuerdo Queremos-PP  es que la Concejalía de Educación y Cultura se divide de modo que la concejal de Queremos, número 2 de Antúnez, Pilar Labrado, se hará cargo de las competencias en Educación mientras que la concejal del PP, María Aránzazu, tendrán a su cargo Cultura.
Mientras tanto, las áreas de Urbanismo, Seguridad Ciudadana y Sanidad y Servicios Sociales siguen en manos de Queremos y de los mismos titulares: Carmelo Ortíz Fernández es el edil de Urbanismo (aunque en la primera mitad de la legislatura la asumía el  representante del PSOE) y Seguridad Ciudadana y Pilar Labrado la edil de Sanidad y Servicios Sociales -además de la mencionada Educación-.
Han cedido al PP, la cartera de Medio Ambiente que hasta ahora venía ostentando Carmelo Ortíz y que ya asume María Aránzazu Guzmán.
En cuanto a la líder de los ‘populares’, Ana María Baltasar, será la responsable de Festejos; Mujer, Mayores y Asociaciones; y Protección Civil.
Por su parte, el edil del PP Luis Pérez Santos se hace cargo de Mantenimiento y Servicios Generales mientras que Ana Belén Arenas, la cuarta edil ‘popular’, asume las competencias en materia de Deportes y Juventud.
En cuanto a las tenencias de Alcaldía, el acuerdo con el PPreduce en uno el número quedando en manos de los ‘populares’ -Ana María Baltasar y Luis Pérez- ambas.
Hay que recordar que el PPobtuvo cuatro concejales en los últimos comicios frente a los tres de Queremos, lo que significa que el Partido Popular puede echar abajo cualquiera de las propuestas del equipo que lidera el alcalde que, a buen seguro, no tendría el apoyo del defraudado PSOE ni del único concejal de Ciudadanos de este Ayuntamiento, Rafael Rivera.

 

El PP sigue callado

La líder del PP y ex alcaldesa de Chozas de Canales, Ana María Baltasar, ha rechazado una vez más realizar declaraciones respecto al futuro de un Gobierno municipal en el que tendrá mucho que decir y prefiere esperar a que la dirección del partido explique la situación que ella ha vivido, vive y vivirá en primera persona y sobre la que sigue esquivando hablar. También ha preferido callar sobre las razones y motivaciones que han llevado a su grupo a aliarse con Queremos.
Quien sí ha valorado la situación es el concejal de Ciudadanos, RafaelRivera, que además de calificar el pleno del sábado de «bochornoso» asevera que «este pueblo no se merece esto». Y entiende Rivera que la actual situación es producto «de pactar, en ambos casos, con quien no se debe ni se puede pactar», más teniendo en cuenta los antecedentes de años atrás y los problemas urbanísticos que han caracterizado legislaturas pasadas.
Incide Rafael Rivera en el «extraño» pacto que hizo el PSOE con la subida de sueldos que llevó aparejada, pasando de los 85.000 euros presupuestados para el año 2019 a los casi 114.000 aprobados en junio de 2019, y el desorbitado incremento que ahora se ha consumado llegando a los 141.000 euros -muy lejos de los 127.000 (3 liberaciones a dedicación exclusiva) que marca la legislación en municipios como el de Chozas que no alcanza los 4.000 habitantes- que podría incluso constituir una  malversación de fondos públicos y un delito de prevaricación administrativa. «Todo esto es muy difícil de digerir», afirma Rivera que recuerda que Chozas de Canales es un pueblo con «multitud de carencias   y problemas urbanísticos» lo que convierte a esta situación en «inaceptable».
El pacto de Queremos/PP sorprende al edil de Ciudadanos, que también estuvo en la anterior legislatura, al haber sido testigo de insultos y denuncias mutuas durante los plenos. «Nadie entiende que ahora se cojan de la mano». 
 Ciudadanos no ha mantenido conversaciones con ninguna de las partes implicadas, «nos lo hemos encontrado todo hecho», y consideró extraño que durante el Pleno el PSOE no manifestara nada sobre la desorbitada subida de sueldos.