El Real reduce un 20 por ciento el consumo de agua

J.M.
-
El Real reduce un 20 por ciento el consumo de agua - Foto: Yolanda Redondo

Los vecinos «son totalmente conscientes» del problema en el servicio desde que se adoptó esta medida el día 4, según el alcalde, quien espera llegar más adelante al 50 por ciento

El Ayuntamiento de El Real de San Vicente decidió la semana pasada prohibir el uso menos esencial del agua de la red pública para mantener el abastecimiento sin incidencia en lo que queda de verano. La medida ha surtido efecto porque, según aseveró a este diario el alcalde, Jorge Martín, estos primeros días se ha reducido aproximadamente el 20 por ciento el consumo. «Los vecinos son totalmente conscientes del problema. Hemos mejorado, se ha ahorrado agua», dijo ayer en sus declaraciones.
La escasez de las precipitaciones han menguado las reservas del embalse del que se nutre El Real de San Vicente, junto con otras tres poblaciones más de la misma comarca, a un 65 por ciento al principio del verano, así como del resto de captaciones del municipio. Además, las limitaciones de la red de abastecimiento hacen imposible garantizar un servicio sin complicaciones en los dos próximos meses.
El objetivo del ayuntamiento realeño persigue alcanzar el 50 por ciento del ahorro anual del consumo de agua. La medida de prohibición de ciertos usos se mantendrá al menos hasta mediados de septiembre, periodo de tiempo en el que la población se triplica en el municipio más habitado de la Sierra de San Vicente.
Las medidas restrictivas adoptadas desde el día 4 se refieren al riego de huertos por inundación, el llenado de piscinas, el riego de jardines (sólo está permitido por goteo) y el lavado de patios, terrazas, aceras y vehículos. De esta manera, intentan evitar que haya cortes parciales del suministro durante los meses de verano.
El alcalde de El Real de San Vicente, el primero que adopta medidas restrictivas en la provincia este verano, dejó claro que las reservas actuales del pantano del Piélago, que abastece también a Navamorcuende, Hinojosa de San Vicente y Almendral de la Cañada, resultan suficientes para terminar el año, pero las limitaciones de la red de abastecimiento impiden el aprovechamiento pleno ante la demanda de la población realeña.
Las restricciones en El Real se han decidido días después de que la Mancomunidad del Piélago llamara a un ahorro del consumo de agua ante el descenso de las reservas.
Jorge Martín hizo hincapié también en la persecución por parte del Ayuntamiento de Real de San Vicente del cumplimiento de la legalidad en los contratos del agua, por lo que defendió la severidad contra el fraude.