¿Qué sorprende más a una japonesa de los toledanos?

A.D.M.
-

Kanako Seno, autora del manga Estoy en España, recoge desenfadadamente y a partir de su experiencia personal algunas de las diferencias entre su país y el nuestro. El libro se presentó ayer en la Biblioteca de CLM

¿Qué sorprende más a una japonesa de los toledanos? - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

Simpática tarde en la Biblioteca de Castilla-La Mancha. Se presentaba el libro Estoy en España, de la japonesa Kanako Seno, un manga divertido y desenfadado en el que la autora, casada con un español, recoge todas aquellas cosas que más le sorprenden de España. Algunas de ellas, comentó, tan cotidianas como saludarse -los dos besos a un recién conocido serían impensables en Japón- o elegir el menú, por mucho que japoneses y españoles coincidamos -y no es en absoluto frecuente fuera de nuestras fronteras- en nuestra pasión por el pulpo.
«Nuestros países están separados por trece horas de avión. Eso hace que nuestras culturas sean muy distintas, pero España y Japón tienen también muchas cosas en común: los dos están rodeados de mar, tenemos cuatro estaciones y disfrutamos de una larga esperanza de vida», explicó la autora, acompañada -tanto su marido como ella son profesores- por varios miembros de la comunidad educativa de Toledo. No en vano, el Alcázar está presente en la portada, en la que la pareja comparte e intercambia referentes -desde el jamón serrano hasta los ninjas, pasando por el sushi y el conejo (que los japoneses no consumen como alimento)- de los dos países.
Su libro, Estoy en España, puede adquirirse en Amazon -en cuya lista de Tienda Kindle está muy bien situado-, tanto en español como en versión bilingüe. “Espero que esta selección de pequeñas historias que me han resultado peculiares, desde mi mirada de inmigrante, puedan mover al lector a algo que para mí es tan importante como conocer otra cultura”. O, según se comentó durante la presentación, «todo un tratado de antropología en formato manga, o como los haiku, esos poemas breves japoneses -entre los profesores que asistieron a la presentación del libro estuvo Jaime Lorente, del Colegio Mayol, especialista en esta materia- capaces de resumir lo trascendente mediante elementos de lo cotidiano».
Kanako Seno forma parte ya de su pequeño, aunque valioso, imaginario de vecinos japoneses, como los pintores Tadashi Ohnuma y Kazué Hashimoto (fallecida en 2017).