Cae una red dedicada a la 'maría' y centralizada en Ajofrín

LT
-

Los 50 agentes de la Guardia Civil han detenido a los siete integrantes de la red, cuatro de ellos de una misma familia, que distribuían por el norte de España

Cae una red dedicada a la ‘maría’ y centralizada en Ajofrín

La Guardia Civil, en el marco de la Operación ‘Boat verde’, ha detenido en la provincia de Toledo a los siete integrantes de una red dedicada al cultivo y tráfico de marihuana, cuatro de ellos pertenecientes a un mismo núcleo familiar, por los delitos de organización criminal, tráfico de drogas, cultivo o elaboración de estupefacientes, tenencia ilícita de armas y depósito de munición.
De esta manera, se han realizado dos registros domiciliarios donde se han incautado 3.080 plantas de marihuana, 40 kilos de esta droga en cogollos, 40 gramos de cocaína, 6 kilos de sustancia de corte, un revolver con la numeración borrada, un arma corta simulada, dos carabinas, más de 1.000 cartuchos de diferentes calibres, 4 cargadores de distintas armas, joyas valoradas en 18.000 euros, 13.000 euros en metálico, 4 generadores de grandes dimensiones y 2 vehículos de alta gama.
La operación se inició tras tener conocimiento de la posible existencia de una organización dedicada al tráfico de drogas cuya base de operaciones estaba establecida en la localidad toledana de Ajofrín, según ha informado en un comunicado la Guardia Civil.
Cae una red dedicada a la ‘maría’ y centralizada en AjofrínCae una red dedicada a la ‘maría’ y centralizada en AjofrínLos agentes localizaron a las personas que podrían tener relación con el delito investigado, los cuales pertenecían a un mismo núcleo familiar y llevaban un alto nivel de vida, muy superior al que podían justificar laboralmente, acumulando numerosas propiedades y utilizando vehículos de alta gama.
Estas personas vivían en dos viviendas con fuertes medidas de seguridad con cámaras de vigilancia, una de ellas ubicada en una zona aislada de la población en cuya parcela había cuatro naves.
Asimismo, se comprobó que estas personas tenían contratadas a tres personas para el cuidado y cultivo de las plantas de marihuana y que la  droga que elaboraban la distribuían por el norte de España.
Una vez verificada la información, la Guardia Civil efectuó dos registros simultáneos en estas propiedades con más de 50 agentes de distintas unidades, descubriendo que las naves estaban destinadas al cultivo intensivo de marihuana y como secaderos con una instalación, que fue desmantelada, con un valor superior a los 80.000 euros. Tras ello, se detuvo a los siete integrantes de la red.
La investigación, dirigida por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Orgaz, ha sido llevada a cabo por agentes pertenecientes al Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Orgaz, que han contado con la colaboración de componentes del  Equipo de Investigación de la Compañía de Mora, del Equipo contra la Delincuencia Organizada y Antidroga de la UOPJ de Toledo, del Servicio Cinológico, así como patrullas de Seguridad Ciudadana y las Usecic de las Comandancias de Toledo y Ciudad Real.