El arzobispo no descarta que se celebre procesión del Corpus

F. J. R.
-

Sería el domingo 14, recomienda hacerlo dentro del templo pero podría hacerse por fuera siempre que se contará previamente con el visto bueno por escrito de las autoridades sanitarias y del Ayuntamiento

El arzobispo no descarta que se celebre procesión del Corpus - Foto: ï»David Pérez

El arzobispo de Toledo y primado de España, Francisco Cerro Chaves, no descarta que la Custodia de Arfe pueda procesionar por las calles del Casco. Así al menos se evidencia en un decreto firmado por él mismo en la jornada de ayer, en el recogía disposiciones para la transición desde el estado de alarma sanitaria hasta la vuelta a la normalidad en toda la Archidiócesis.
Concretamente, en relación a la celebración del Corpus Christi en la jornada del domingo 14, señala que la misa se celebrará con las medidas sanitarias obligatorias, respetando la distancia de seguridad y el aforo permitido en la fase actual del 50% de cada templo.
 En cuanto a la procesión del Corpus, el arzobispo recomienda, teniendo en cuenta las circunstancias sanitarias y a la nueva normativa, que se realice por el interior del templo y que «al acercarse a la puerta principal del mismo se pueda dar la bendición con el Santísimo desde el interior».
No obstante, en un último párrafo sobre el Corpus deja caer que  «solo se podrá celebrar la procesión por el exterior si es permitida por las autoridades sanitarias, en la situación de alarma actual, y con la autorización de las autoridades municipales, por escrito». Unas palabras que dejan resquicio a que finalmente la Custodia pueda salir por las calles de Toledo.
Con todo, de momento solo se tiene constancia del escrito del arzobispo, por lo que habrá que ver si el cabildo de la Catedral se pone en contacto con las autoridades municipales y sanitarias para poder realizar algún tipo de procesión del Corpus; siempre con el máximo respeto de las medidas sanitarias y de distanciamiento social.
Por otro lado, el escrito también indica que la administración de los sacramentos del bautismo, la confirmación y las primeras comuniones que quedaron suspendidas como consecuencia del anterior decreto de marzo, una vez restablecida la situación de normalidad social, quedará al «prudente juicio» del párroco decidir cuando se administren los mismos.