scorecardresearch

«El CD Torrijos nunca sale a especular»

J. M. Loeches
-

El técnico rojiblanco, Esteban Becker, piensa que al CD Toledo le cambiará la suerte si sale de mala dinámica, y solo espera que en el derbi «se imponga la paz sobre otras cosas»

«El CD Torrijos nunca sale a especular»

Aparentemente, la lógica no funciona en el derbi provincial del próximo sábado (16:30 horas) en el Municipal San Francisco entre el CD Torrijos y el CD Toledo si se atiende a la clasificación. Pero la realidad es que, transcurridas ocho jornadas, el cuadro rojiblanco está invicto, y el verde ha tropezado seis veces ya. Méritos y deméritos.

Por eso, el entrenador del CD Torrijos no quiere hacer mucho caso al rival, y, como habitualmente, prefiere centrarse en sus futbolistas. «Conociendo a los dos equipos, vamos a ver un espectáculo precioso», reconoce el argentino, que, eso sí, detecta cierto clima agresivo entre los aficionados que no quiere que se plasme en el césped: «Dentro de la máxima rivalidad, espero que se imponga la paz».

Becker no quiere hacer nada de hueco a las opiniones que apuntan a cierta agresividad por parte de su equipo durante los partidos.  Es más, considera que «solamente somos intensos y vamos al límite, pero dentro de lo que se permite». Y la principal muestra de que esto es así, dice el sudamericano, es que «el CD Torrijos todavía no ha sufrido ninguna expulsión en lo que va de campeonato».

También avisa de que no van a dar el protagonismo al CD Toledo a pesar de que sean los de Manolo Alfaro los necesitados en este partido. El técnico rojiblanco defiende que «el CD Torrijos nunca sale a especular, siempre sale a ganar, y proponiendo en todo momento». De hecho, es la razón que les ha llevado a ceder ya varias victorias, como sucedió en la primera jornada en Talavera y hace dos, en casa, contra el CF La Solana.

Entrando ya a hablar un poco del rival, Becker cree que la llegada de Manolo Alfaro le ha permitido dar otro aire al CD Toledo, que «ahora domina los partidos durante algunos tramos y no juega mal». Sin embargo, cree que todavía le falta materializar las ocasiones, y, sobre todo, que «la dinámica cambie para que cambie también la suerte». Los cambios de jugadores, agrega, «habrá que valorarlos al final, para ver si dan sus frutos».

Pone mucho más énfasis en su tropa, al que ha querido unir más todavía esta semana. Ayer miércoles, los jugadores tuvieron doble sesión y aprovechar para comer juntos. Para su entrenador, «la grandeza de este equipo es el vestuario».

Y es que, le da mucho mérito a haber cambiado hasta 17 piezas en verano y que «cada uno haya aportado su positividad para llevar a cabo lo que queremos».