scorecardresearch

CaixaBank evoluciona su plan de gestión ambiental con nuevos compromisos

Redacción
-

La compañía se plantea que el consumo sea 100% renovable en todo el Grupo en 2024

CaixaBank evoluciona su plan de gestión ambiental con nuevos compromisos

La situación climática actual es un reto global al que se enfrentan la sociedad, las empresas y las entidades públicas. Las demandas de los grupos de interés cada vez son más exigentes y las compañías no solo deben asumir compromisos internacionales en torno al medio ambiente, sino que necesitan llevar a cabo planes de acción ambiciosos diseñados para cuidar la salud de nuestro planeta. 

CaixaBank, consciente de que todas las empresas juegan un papel relevante en el camino hacia una economía más sostenible, sitúa desde hace años la sostenibilidad como una de sus principales líneas de actuación. Por ello, cuenta con un Plan de Gestión Ambiental, que va renovando periódicamente para adquirir nuevos compromisos, con el objetivo de mitigar el impacto de su actividad operativa sobre el entorno.  

Precisamente, la entidad financiera ha hecho balance de su último Plan de Gestión Ambiental 2019-2021, que contemplaba la estrategia Carbón Neutral, hito que consiguió en 2018 y que le ha permitido durante este período minimizar y compensar todas las emisiones de CO2 calculadas, así como consumir el 100% de energía de origen renovable. 

Durante este tiempo, CaixaBank también ha implementado diferentes medidas de eficiencia ambiental, que han dado como resultado un ahorro de un 24,4% de energía eléctrica respecto a 2015, y ha extendido su compromiso ambiental a la cadena de valor mediante la definición de criterios ambientales mínimos que deben cumplir la compra y la contratación de los servicios con mayor impacto, consiguiendo de este modo optimizar la puntuación en índices y cumplir con los compromisos adquiridos.

Tras estos logros, la entidad ha revisado sus objetivos con el compromiso de tener un entorno más limpio y saludable que permita reducir el impacto en el medio ambiente y conseguir así un planeta mejor. Con esto en mente, la compañía ha aprobado recientemente un nuevo Plan de Gestión Ambiental 2022-2024, que se enmarca dentro del Plan Director de Sostenibilidad y, a su vez, incorporado en el Plan Estratégico 2022 -2024, centrándose en impulsar iniciativas relacionadas con el impacto directo de nuestra actividad. 

Por ello, el nuevo Plan de Gestión Ambiental 2022-2024 se ha focalizado especialmente en ocho apartados. Con el nuevo programa se amplía el ámbito de gestión a todo el Grupo CaixaBank, incluyendo así todas las filiales participantes. De esta forma, el objetivo de conseguir un consumo 100% renovable se extiende también a todo el Grupo. 

Objetivo 'net zero'

CaixaBank también se ha marcado como uno de sus objetivos principales ampliar el cálculo de las emisiones de CO2 a todo el Grupo y plantearse el reto de ser una empresa Carbón Neutral. Con ese fin de avanzar hacia una economía sin emisiones, CaixaBank se ha fijado el fin net zero para 2050 de sus emisiones propias y de su cartera de inversión y financiación.

Entre sus nuevos planes de actuación destaca especialmente la presentación de un Plan de Movilidad Sostenible que busca adoptar nuevas medidas en la gestión de la movilidad de los empleados. Se trata de un conjunto de iniciativas que ayuden a aportar valor en la reducción de la huella urbana de la entidad. Con este proyecto, CaixaBank busca reducir las necesidades de desplazamientos e impulsar la movilidad eléctrica o de bajas emisiones.

Finalmente, en su fuerte compromiso con la economía circular, la entidad está llevando a cabo el proyecto ReUtilízame, mediante el que coordina la entrega de excedente material a entidades con las que el Grupo colabora a través de Acción Social. Además, CaixaBank fomenta la colaboración entre empresas clientes que tienen materiales excedentes en buen estado y entidades sociales solidarias que los necesitan.

Por todo ello, CaixaBank está presente en los índices de sostenibilidad más relevantes del mundo y es evaluada por los principales analistas especializados. El Plan de Gestión Ambiental 2022-2024 no solo busca mantener la presencia de la entidad en ellos y ampliar el alcance de las certificaciones existentes, así como impulsar nuevos certificados, sino también dar respuesta a su entorno con la firme voluntad de trabajar para mitigar el impacto directo que supone la actividad que realiza como banco.

Para cumplir todos los objetivos marcados, CaixaBank continuará trabajando en materia de sostenibilidad, tanto empresarialmente como agente social de referencia en nuestro país. La finalidad será impactar de forma positiva en las personas y proteger el medio ambiente.