El Seprona «sospecha» que el hombre está detrás del fuego

Agencias
-

Aún hay en la zona madrileña del incendio de Almorox unos 150 efectivos, 16 dotaciones terrestres de bomberos de la Comunidad de Madrid y una aérea, y agentes forestales trabajando en labores de prevención y mantenimiento.

El Seprona «sospecha» que el hombre está detrás del fuego

El teniente del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), Julián García, ha indicado que «se sospecha» que tanto el incendio de Tarragona como el iniciado en Almorox que ha afectado a la Comunidad de Madrid y Ávila (que suman más de 10.000 hectáreas quemadas), fueron provocados por el hombre. «Se están investigando y actualmente no tenemos datos para decir al 100% la autoría o las causas, pero trabajamos con la hipótesis de que el factor humano pudo haber intervenido en ellos», asegura el teniente.
Y es que, en declaraciones a Europa Press, ha indicado que el número de delitos medioambientales relacionados con incendios forestales ha aumentado un 140% en estos cinco primeros meses de 2019 con respecto al mismo periodo de 2018.
Según insiste el teniente, detrás de la mayoría de los fuegos está la acción del hombre, bien sea una negligencia, un accidente o intencionados. Pero otro de los motivos de este incremento de hectáreas quemadas podría encontrarse en las condiciones meteorológicas. «El cambio climático puede influir en la propagación del incendio y en la extensión de ese incendio, es decir, que el incendio sea mayor», explica. En estos primeros meses de 2019, se han producido 84 incendios intencionados, mientras que en 2018 hubo 43. Con respecto a fuegos causados por una negligencia, se contabilizan hasta la fecha 154, frente a los 110 de 2018; y los que se generan por un accidente ascienden a 77, cuando hace un año se registraban 34.
  Y mientras se investigan las causas del incendio, los efectivos de seguridad desplazados los municipios madrileños de Cadalso de los Vidrios y Cenicientos están procediendo a refrescar los terrenos afectados por las llamas para lograr su total extinción.
Fuentes de Emergencias 112 explicaba ayer que una vez controlado el incendio se está procediendo por parte de los efectivos a identificar puntos calientes, refrescar el terreno y asegurar la zona hasta lograr la total extinción.
Asimismo, las dotaciones coordinan el trabajo con herramienta manual en lugares de difícil acceso con descargas puntuales de helicópteros bombarderos para que el agua penetre en el terreno.
Fuentes del Gobierno regional madrileño recalcaban que aún hay unos 150 efectivos, 16 dotaciones terrestres de bomberos de la Comunidad de Madrid y una aérea, y agentes forestales trabajando en la zona en labores de prevención y mantenimiento.
Los trabajos ahora se centran en impedir que se reproduzcan o que haya algún repunte en la zona.
El incendio forestal, que comenzó el pasado viernes en una zona de cultivo con arbolado disperso en Almorox, fue controlado este martes tras afectar finalmente a 2.186 hectáreas en la Comunidad de Madrid, el mayor desde que hay registros en la región, y unas 800 en Almorox devastando una buena parte del pinar.
Tras ser extinguido, la Guardia Civil y el cuerpo de bomberos de Castilla-La Mancha serán los encargados de investigar las causas del incendio que se originó en el pueblo toledano.