Detenido por violencia de género

J.M.
-
Detenido por violencia de género - Foto: Yolanda Redondo

Los agentes se desplazaron pasadas las cuatro de la madrugada a una vivienda de Ocaña por un posible caso de agresión mutua entre un hombre y una mujer.

La Navidad había transcurrido sin incidentes de gravedad en la provincia de Toledo hasta que la Guardia Civil recibió la madrugada del día 26 un aviso por un suceso. Un hombre de 53 años de edad permanecía ayer detenido por la comisión de un presunto delito de violencia de género en Ocaña contra una mujer, quien a su vez constaba por parte de la Guardia Civil como investigada no detenida por haber agredido supuestamente también al individuo con un arma blanca. Los hechos sucedieron en la vivienda del varón, a donde había acudido la fémina.

Según informaron ayer a este diario desde la Guardia Civil, los agentes se desplazaron pasadas las cuatro de la madrugada a una vivienda localizada en la calle Solana de Ocaña por un posible caso de agresión mutua entre un hombre y una mujer. Allí se encontraron a un individuo con lesiones leves en el hombro causadas presuntamente por la mujer con un arma blanca. Finalmente, fue atendido en el centro de salud de esta población de la provincia. Ella afirmó que había sido igualmente agredida por este individuo, con el que asegura que había mantenido una relación sentimental anterior.

Por ello, los agentes de la Guardia Civil detuvieron al hombre por la comisión de un posible caso de violencia de género, y la mujer consta como investigada no detenida por un presunto delito de lesiones al hombre.

En este sentido, uno de los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción de la localidad de Ocaña ha recibido las actuaciones realizadas por los agentes de la Guardia Civil por este presunto caso de violencia de género y de un delito de lesiones.

La calle Solana está localizada en un extremo del núcleo urbano de Ocaña, una localidad de más de 10.000 habitantes, concretamente en las inmediaciones de la carretera de Albacete.

Al mes de octubre de 2018, se habían presentado cerca de 82.000 denuncias por violencia de género en toda España, 2.605 en Castilla-La Mancha y cerca de 900 en la provincia de Toledo, tal y como informó en rueda de prensa el sindicato CCOO el pasado mes de noviembre.