scorecardresearch

Cataluña prohibirá fumar en terrazas, paradas y lugares escolares

Europa Press
-

La Generalitat ofrecerá sustitutivos gratuitos de nicotina a las rentas inferiores a 18.000 euros

Cataluña prohibirá fumar en terrazas, paradas y lugares escolares - Foto: David Zorrakino

El conseller de Salud de la Generalitat de Cataluña, Josep Maria Argimon, ha anunciado una nueva normativa para convertir terrazas, entradas y salidas de centros escolares y paradas de autobús en "espacios libres de humo".

"Estamos preparando una normativa que deje espacios libres de humo como las entradas y salidas de las escuelas, parece que no pero ahí cuando estamos esperando a las criaturas estamos muchas veces fumando; las terrazas", ha anunciado en una entrevista en TV3 de este viernes recogida por Europa Press, en la que también ha mencionado las paradas de autobús.

Ha explicado que debe haber un "periodo de transición" y que la medida responde al estancamiento en la reducción de fumadores, que desde el 2017 se mantiene estable sobre el 23 y 24% de fumadores sobre el total de población.

En esta línea, también ha avanzado que la Generalitat ofrecerá a partir de enero de 2023 substitutivos gratuitos de nicotina a las personas con rentas inferiores a 18.000 euros que quieran dejar de fumar, puesto que "prácticamente duplican o más" el éxito de abandonar el consumo de tabaco, que ha calificado de pequeño.

Ha explicado que el tratamiento tiene un coste de unos 300 euros --por lo que ha considerado que "desembolsarlos de golpe, o en dos tandas, a mucha gente le cuesta"-- y complementa la ayuda que puede prestar la atención primaria, centros hospitalarios y profesionales del 061.

Ha recordado que el tabaquismo tiene "un ingrediente social", puesto que las personas con menos nivel de renta son las que más fuman, y ha cifrado entre 600.000 y 700.000 las personas fumadoras con una renta inferior a los 18.000 euros.

El conseller de Salud ha dicho estar "muy agradecido" con el gasto en su departamento durante 2022, y ha señalado que será similar al de 2021 y 2020 sin los fondos destinados a responder a la pandemia.

"Claramente necesitamos dinero para mejorar las condiciones de los trabajadores", ha vuelto a repetir de cara a la negociación de los presupuestos, y ha confiado en que para el 2023 se mantenga la tendencia de 2022.

Preguntado por el 061, ha lamentado que sea de pago, lo ha atribuido "a Madrid y a las operadoras" y ha lamentado que hacer un cambio en este sentido era -en sus palabras- muy complicado.

Argimon ha destacado que el sistema de bajas automáticas no supuso un aumento de las mismas, sino que las cifras fueron las "esperadas" y coinciden con las de 2019 en la misma época, y ha explicado que hay prevista una reunión con el grupo de seguimiento para evaluar su funcionamiento.

Ha augurado un incremento de infecciones por Covid-19, si bien prevé que no implicará un aumento de la gravedad de la enfermedad: "Un poco como los dos o tres últimos meses que vivimos, ahí en abril y mayo. Que aún había mucha infección pero no teníamos personas en la UCI, o las personas que teníamos en la UCI iban bajando".

Sobre la gripe del mono, ha cifrado en 6.000 las vacunas inoculadas, y sobre su acceso a las zonas del Alt Pirineu y Aran (Lleida), ha replicado que "hay muy poca vacuna y se concentra en determinados sitios" y lo ha achacado a una cuestión de eficiencia.

"Es una enfermedad de la que nosotros nos tenemos que preocupar. Debemos estar alertados pero no alarmados", ha zanjado.