El 23% de los conductores da positivo en accidentes graves

J.M.
-

El delegado del Gobierno encabeza el inicio de la campaña especial de controles de alcohol y drogas. «Cuanto más alcohol, más gravedad tienen los accidentes», subrayó

El 23% de los conductores da positivo en accidentes graves - Foto: Yolanda Lancha

Mamen Movellán se movía con la silla de ruedas entre agentes de la Guardia Civil que asentían con la cabeza para que se pudiera acercar al conductor interceptado para el sometimiento a un control de alcohol y drogas. En su caso, la lesión medular fue desencadenada por un accidente de tráfico al salir despedida del vehículo cuando viajaba sin cinturón de seguridad. Hace 17 años. «Lo hacemos para que la gente, al vernos, sea consciente de las consecuencias. La gente nos mira y es verdad que a algunos les llega el mensaje. Conque a algunos les llegue nuestro trabajo, estará bien realizado. Me da la sensación de que sí hay gente a la que le llega», asevera esta mujer que participa cada año en la campaña desde hace una década.
El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, encabezó el control de tráfico para la detección del consumo de alcohol y drogas entre los conductores. La campaña comenzó ayer en toda España y se prolongará hasta el 15 mediante una colaboración entre la Dirección General de Tráfico y la asociación de lesionados medulares Aspaym.
El representante político mencionó que los guardias practicaron en 2018 más de 120.000 controles de alcoholemia a conductores implicados en accidentes con víctimas. «Los datos confirman la preocupación por que el 23 por ciento de las pruebas en accidentes mortales dieron positivo. Se demuestra una relación muy estrecha entre la gravedad de los accidentes y el consumo de alcohol y otras drogas», señaló. Y apostilló que los controles en siniestros con víctimas ilesas dieron como resultado sólo un 7 por ciento de positivos.
«Cuanto más aumenta el consumo de alcohol, más gravedad tienen los accidentes y más víctima mortales», dijo de forma taxativa Tierraseca, quien hizo hincapié que los controles de la Guardia Civil previenen a los conductores para que no consuman alcohol y drogas.
El representante político encontraba también una relación directa entre el aumento de los controles de alcoholemia y drogas y el descenso del número de accidentes graves. «Se intensifirán los controles. En 2018, hubo 6 por ciento más de controles con relación a 2017. Vamos a seguir insistiendo en que es necesario los conductores refuercen la prevención, sobre todo en las fiestas navideñas», manifestó a los medios de comunicación junto a una rotonda en la CM-401, a la entrada del municipio de Guadamur. Allí, la Guardia Civil inició la campaña en la provincia con los test de alcohol y drogas.
El delegado provincial de Tráfico, Javier Caparrini, adelantó que «es previsible» que haya un menor número de víctimas mortales en 2019 en comparación con el año anterior. A su lado, la gerente de Aspaym Toledo, María Muela, recordó que el lema de la campaña es ‘No corras. No bebas. No cambies de ruedas’, en referencia a los riesgos de la conducción bajo el influjo del alcohol y las drogas. «No queremos tener más socios. La lesión medular por accidentes de tráfico se pueda evitar», comentó.