Lo que la broza esconde

J. Monroy
-

Cada vez que se desbroza en la fase III o el parque Lineal del Polígono, aparecen hierro, cables y basura, que estaban sepultados por la hierba y se convierten en un peligro para los niños

Lo que la broza esconde

Hierros oxidados, cableado, vigas rotas y muchos escombros. Son solo una parte de los peligros que se esconden, bien cerca de los juegos de los niños, en varias zonas verdes del Polígono. Así lo denuncia en redes sociales el expresidente de la Asociación de Vecinos El Tajo, José Manuel Duarte, en uno de los últimos capítulos de sus habituales denuncias y peticiones al Ayuntamiento.
Se refiere, sobre todo,a la franja de zonas verdes esta delimitada entre las calles Estenilla por el oeste y Ventalomar por el este, y paralela a Via Tarpeya por el sur. Exactamente igual ocurre en la franja norte del barrio, zona del parque Lineal. Las zonas verdes y peatonales que allí se construyeron, apunta, se hicieron sobre escombreras que no se limpiaron. «Estaban todas las parcelas llenas de escombros, metían la motoniveladora, echaban un poquito de tierra vegetal encima y plantaban árboles que luego dejaban secar, un desastre», explica, convencido de que «siempre que la Junta y el Ayuntamiento han hecho un parque en el Polígono, ha tenido que hacerlo dos veces, primero lo hace, y al cabo de dos años, cuando lo recepciona el Ayuntamiento, está echado a perder». El problema aquí, explica, es que a falta de limpieza, conforme ha llovido y se ha movido la tierra, van saliendo los escombros enterrados.
Ademas con el tiempo se han ido agregando mas escombros, el de vecinos desconsiderados que, tras hacer obras en casa, en lugar de llevarlos al punto limpio, los han tirado a la calle, todo ello, se lamenta Duarte, sin que la Policía Local lo controle. Como nunca se ha limpiado de estos peligros que afloran cada vez que se desbroza.
Lo que la broza escondeLo que la broza escondeUna solución poco higiénica. «Mucha gente se preguntará como habiendo en el barrio tantos niños y tantos peligros en las zonas verdes no ocurren accidentes», apunta Duarte en las redes, y da una sencilla explicación. «Hay cientos de vecinos que están deseando que el Ayuntamiento desbroce estas zonas para poder acceder a ellas con los perros y que hagan en ellas sus deposiciones, entonces lo normal en este barrio es que los padres y abuelos adiestren a los niños a que no entren en esas zonas, pero no por las chatarras peligrosas, sino por las cagadas de los perros, así el incumplimiento de una norma esta protegiendo que no haya accidentes por el incumplimiento de otra», afirma con ironía. El problema es que «ya esta habiendo enfrentamientos entre vecinos por esta causa y no debería haberlos se la gente respetara las normas».
Su demanda al Ayuntamiento es que ponga por lo pronto los medios para cumplir la normativa, y además prepare un plan para comenzar a desescombrar la zona. En segundo lugar, pide Duarte que el Consistorio aumente la vigilancia, «y que todos los concejales del Ayuntamiento, acompañados de los inspectores, dedique un día a la semana a pasear por todas las zonas degradadas de la ciudad».


Más fotos:

Lo que la broza esconde
Lo que la broza esconde
Lo que la broza esconde
Lo que la broza esconde
Lo que la broza esconde
Lo que la broza esconde
Lo que la broza esconde
Lo que la broza esconde
Lo que la broza esconde
Lo que la broza esconde