scorecardresearch

Aitor Gómez: «Se nos condenó tras perder contra el Torrijos»

J. M. Loeches
-

El ya extécnico del CD Toledo entiende la destitución porque «sabía dónde estaba», pero considera que «todo ha sido excesivo». Esta convencido de que «el trabajo saldrá a la luz»

«Se nos condenó desde que perdimos contra el Torrijos» - Foto: David Pérez

Aitor Gómez ya es historia del CD Toledo. El técnico madrileño entiende la destitución porque «sabes dónde estás», pero sí considera que «todo ha sido excesivo». Antes de llegar a la capital regional, ya conocía que «Toledo era una plaza difícil», aunque, como confiesa, «en el peor de los casos no pensaba en una salida de esta manera».

Las dos últimas semanas han sido«especialmente duras», como reconoce, y cree que no se le ha dado tiempo para reconducir la situación. «Es imposible acertar en todo cuando haces 18 incorporaciones, y encima se necesita un periodo de adaptación», asegura. Por eso, Gómez se va con la tranquilidad del trabajo bien hecho: «Era lo que había que hacer y estoy convencido de que al final el rendimiento va a acabar saliendo».

Insiste en que las prisas han sido el principal problema, pero también que se les condenó desde la derrota en el Trofeo Junta frente al CD Torrijos. «No tuvimos ayuda y nadie dio un paso por nosotros». Es verdad que tanto él como su cuerpo técnico han estado respaldados en todo momento por los responsables de la parcela deportiva, como así lo expresa también.

En cuanto a la presión de ponerse el título de Liga como objetivo, tiene claro que «volvería a decirlo, porque hay que marcarse objetivos claros y reales», aunque confiesa que lo que realmente le sedujo de la propuesta del Toledo en su día es que «iba a ser un proyecto a largo plazo». Aun así, dice no arrepetirse y volvería a dar marcha atrás y a fichar por el conjunto verde.

Por lo demás, Aitor Gómez pudo despedirse en persona de sus jugadores, mientras se tapaba la llegada del nuevo entrenador, si bien, como él cuenta, «16 de ellos ya me mandaron mensajes de forma individual y otros tres me llamaron». Dice que le han agradecido que «haya sabido sacarles su máximo rendimiento». Es más, a pesar de sus tres años en el CD Marchamalo, se ha sentido «mucho más querido por estos jugadores».

Tampoco está de acuerdo con que se le haya encasillado con un estilo de fútbol. Desde su prisma, un entrenador «no debe tener estilo, y sí la mente abierta para adaptarse a los jugadores que tiene». Y el madrileño considera que, con lo que tenía, «se podía jugar al fútbol; no lo hemos conseguido en ningún momento».

Se va sin desearle mal al CD Toledo, sino todo lo contrario. «Este equipo necesita una victoria ya», asegura, al tiempo que admite que «no hemos sabido funcionar en los partidos, cuando había que competir no éramos nosotros, a pesar de que en los entrenamientos los jugadores volaban, no sé si por la presión o porque no hemos acertado». En cualquier caso, añade, «el compromiso de los jugadores ha sido grande en todo momento».