scorecardresearch

«Ha sido un clamor por el Tajo, la pelota está en su tejado»

J. Monroy
-

Más de diez mil personas han pasado durante tres días por Safont para reivindicar un río limpio en el I Festival de Música por el Tajo, que podría tener algún tipo de continuidad

«Ha sido un clamor por el Tajo, la pelota está en su tejado» - Foto: David Pérez

Ha sido sin duda un rotundo éxito de Toledo como ciudad y de sus vecinos, en reivindicación de un río limpio. Más de diez mil personas han pasado durante estos tres días por el parque de Safont para participar en el reivindicativo Festival de Música por el Tajo. Tal y ha sido su éxito que la Real Fundación Toledo, su organizadora, está pensando darle continuidad de alguna manera.

«Ha sido espectacular, ha superado todas nuestras expectativas en tres días maravillosos, con una participación brutal en todas las actividades, un ambiente precioso, familias enteras; niños, mayores, jóvenes, heavies, rocker, pijos, de todo, ha sido demostrar que a toda la sociedad toledana, ampliamente entendida, en todas sus ideologías, fracciones y edades, le importa el Tajo, como nosotros queríamos demostrar. Lo hemos conseguido de sobra», explica Eduardo Sánchez Butragueño, director general de la Real Fundación y máximo organizador del evento.

La idea era que los políticos comprendieran el mensaje, y que la voz de Toledo por el Tajo se escuchara fuera de las fronteras de la ciudad, y desde la Real Fundación se muestran convencidos de que se ha conseguido. Espera que diez mil personas sean suficientes y se den cuenta de que «hace tiempo que tienen la pelota en su tejado, pero ahora más». Sánchez Butragueño insiste en que la defensa del Tajo «es un clamor» y que los políticos han de entender que «la sociedad al unísono está reclamándoles soluciones, medidas, decisiones; estamos reclamando que al igual que nosotros hemos alzado nuestra voz, ellos la alcen también donde corresponde, y que entiendan que no puede haber un mayor acto de incultura que dar la espalda a aquello que te dio la vida, al río Tajo con respecto a Toledo». Toledo, argumenta, sin el Tajo no existiría, «y no cuidarlo es renunciar a tu origen, lo peor que se puede hacer».

Importante por otro lado parece la semilla de amor a su río que se ha plantado entre tantos niños. Sánchez Butragueño destaca la presencia de tantos pequeños, que han podido disfrutar estos días de múltiples impactos, en fotografías antiguas, experiencias, experimentos, charlas, testimonios o convivencia. A su juicio, esto les va a marcar toda su vida a miles de niños y tendrán «una semilla en su cerebro de lucha por el Tajo y reivindicación por un Tajo mucho mejor».

Se inicia el futuro. ¿Y a partir de ahora? Muchos son los que han hecho esta pregunta a la Real Fundación. Al fin y al cabo, siempre se anunció el Festival como principio, como punto de inflexión. Así que después de conmemorar este medio siglo sin baño en el río «no podemos desatender esta petición, vamos a valorarlo». Esta será una semana de análisis y de decisiones de cara al futuro, «porque sería absurdo por nuestra parte no atender a esta demanda de intentar hacer cosas parecidas en años sucesivos, porque se ha demostrado que es una manera eficaz, participativa y bonita de lucha por el Tajo».

Sánchez Butragueño no puede dejar de agradecer, finalmente, a los patrocinadores, mecenas, Ayuntamiento y a los músicos que han participado de forma desinteresada en el Festival. «Hemos demostrado que entre todos podemos llegar a hacer grandes cosas por el Tajo, no debemos parar nunca, hemos constatado que esto es un clamor, la gente está unida y solo quería productos atractivos para canalizar su reivindicación, hay que seguir», concluye.