Destino: Primera Nacional

J. M. Loeches
-

El CD Toledo y el EMF Fuensalida disputarán unos 'play off' de ascenso de Liga Regional que todavía no tienen fecha ni sede y que dependen de la FFCM

Destino: Primera Nacional - Foto: Julio García

Al CD Toledo y al EMF Fuensalida se les está haciendo larguísima la temporada, pero ninguno quiere renunciar a un ascenso a Primera Nacional que estaba en la hoja de ruta marcada a principios de temporada. Ambos están a expensas de lo que decida la Federación de Fútbol de Castilla-La Mancha con respecto a unos ‘play off’ que aún no tienen fecha ni sede. Los dos equipos son pesimistas con respecto a los protocolos para que puedan disputarse, pero el paso que dio hace un par de días la RFEF con el resto de categorías parece suficiente para pensar que el premio llegará en el campo.
Y es que, en el caso del cuadro verde, primero e invicto en el Grupo II, si no hubiera finalmente ‘play off’, el ascenso sería suyo al ser el equipo con el mejor coeficiente de ambos grupos. Aún así, como reconoce su entrenador, Carlos Crespo, el deseo del cuerpo técnico y de las jornadas es «conseguirlo sobre el césped». Por eso, recalca que hay «muchas ganas». Desde que se estalló la crisis del coronavirus, no ha dejado de trabajar con sus jugadoras de manera telemática para preparar, si se produce, este regreso al rectángulo de juego.
Crespo añade que el protocolo marcado por la Real Federación Española de Fútbol es «un paso» para viabilidad de esta fase de ascenso, ya que, además de pautar la reincorporación a los entrenamientos, se ha conseguido que los testo no los costeen los clubes. «El Toledo estaba dispuesto a asumir ese gasto, pero se trata de una buena noticia porque de la otra manera la economía podría verse afectada», asegura. Además, considera que así «las jugadoras van a estar lo más protegidas que se pueda». Y es que, hay que recordar que en su plantilla hay menores de edad. En cualquier caso, hay que esperar a la comunicación de la Federación regional porque su categoría depende de la territorial y no de la española.
En lo puramente deportivo, el CD Toledo se tiene que medir en las semifinales al FF La Solana B, segundo con más coeficiente del Grupo I. Que su primer equipo esté ya en Primera Nacional, y líder de su grupo, le hace muy peligroso. De hecho, Crespo, que conoce muy bien al plantel, avisa de que no hay que fiarse: «Es un reto grande porque muchas de ellas han tenido más minutos con el primer equipo que con el filial». El técnico indica que los entrenamientos podrían arrancar la primera semana de junio, pero, de momento, deben conformarse con una preparación a distancia en la que «es a veces muy difícil mantener la motivación».
En el caso del EMF Fuensalida, la postura es muy parecida. El entrenador del equipo fuensalidano, Claudio Expósito, asegura que están trabajando «como si se fuera a jugar», y también ve muchas dificultades al no tener un horizonte claro. La idea es empezar en acudir al Alejandro González a partir del 1 de junio, aunque se presenta el inconveniente de que algunas chicas son de Madrid, una comunidad que, por entonces, no va a estar en la Fase 2. «Lo importante es empezar las que podamos», dice.
Su equipo tendrá como rival al Daimiel Racing, conjunto con mejor coeficiente de puntos en el Grupo I y un viejo conocido porque serán los terceros ‘play off’ ante el equipo ciudadrealeño. Hace tres temporadas, cuando subieron a Segunda, ya les dejaron en la cuneta, mientras que el curso pasado la tortilla se dio la vuelta y las toledanas se quedaron con la miel en los labios. Lo peor para el EMF Fuensalida es que en caso de empate quedaría eliminado. De ahí que Expósito piense que sería «más justo» haber introducido penaltis.
Preguntado por el equipo favorito, el técnico del cuadro fuensalidano tiene claro que de los cuatro, es el CD Toledo. «Tienen mucha ilusión, han hecho un buen proyecto y ahí están los números», recalca, aunque agrega que «a un partido» van a jugar sus propias bazas porque vienen intentando el ascenso desde el año pasado.