Esperanza para la recuperación de las lagunas de Villafranca

J.M.
-

El río Cigüela vierte agua a la Laguna Chica por las últimas lluvias. No ocurría desde hace un año

Esperanza para la recuperación de las lagunas de Villafranca - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

El paraje protegido de Las Lagunas de Villafranca de los Caballeros acusaba el pasado mes de febrero la peor sequía de los últimos años con una lámina mínima de agua. «Es un paraíso desde hace cientos de años, pero ahora la vemos afectada por su bajo nivel debido a la escasez de lluvias o a que los ríos no están lo suficientemente limpios», reflexionaba en el reportaje publicado por este diario hace tres meses un hostelero del paraje, quien además forma parte del equipo de voluntarios que ha cuidado de la conservación de la laguna. Pero ahora rebrota la esperanza por las abundantes lluvia de la primavera: «Entre tanta malas noticias (por el coronavirus), el río Cigüela está aportando agua a la laguna».
Así lo confirmaba a este diario el alcalde de esta población de unos 4.900 empadronados, Julián Bolaños, quien precisaba que se ha notado en la denominada Laguna Chica (el verdadero reservorio de fauna de esta Reserva Natural), que antecede a la laguna grande, la aprovechada turísticamente. «Esperamos que coja nivel y vierta a la grande», comentaba al respecto el regidor manchego, quien señalaba que, de momento, no ha habido esta transfusión entre las lagunas, por lo que la Laguna Grande sigue presentando un aspecto desolador
«Ojalá siga lloviendo. Que mayo sea como abril», expresaba Bolaños por una primavera que ha traído abundantes lluvias sin ser precipitaciones muy violentas.
un año sin agua del río. El paso de agua del Cigüela a la laguna chica se ha convertido en noticia porque hace un año que el río iba seco al paso por este paraje de Villafranca de los Caballeros, tal y como menciona el propio alcalde manchego.
Hace tres meses en ese reportaje, el mencionado hostelero y voluntario de la laguna, José Luis Pérez-Cejuela, reflexionaba sobre la situación paraje: «Se ha perdido buena parte de biodiversidad, lamentablemente. Es lo que más nos duele. Antes, llegada la época de cría en mayo, daba gusto ver al somormujo o al pato colorado. O a la garza imperial criando entre las espadañas o los carrizos. Y a una diversidad de passeriformes, como pechiazules, escribanos palustres o bigotudos».
El paraje lagunar de Villafranca de los Caballeros se convirtió también en las últimas décadas en un complejo hostelero y residencial de cierta enjundia, debido al éxito de convocatoria de esta zona de baño. Alrededor del paraje se alinean unas 200 viviendas construidas por el atractivo de este humedal. Familias madrileñas encontraron en el entorno una manera de escapar de la gran ciudad y otras vinculadas a los pueblos limítrofes planearon también unas parcelas idóneas para el descanso.
«La Laguna Grande es el lugar perfecto para darse un baño y disfrutar de sus aguas medicinales. Es uno de los humedales de mayor importancia ecológica de Toledo. La Laguna Chica y la de la Sal son un perfecto observatorio de su riqueza natural», promociona al respecto la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en su página de internet oficial. Ojalá vuelva reverdecer este paraje aunque este año los posibles baños estén condicionados a las medidas sanitarias para frenar la expansión del coronavirus.